Experiencias previas2021-02-10T08:52:33+00:00

Plan Madrid Ciudad de los Cuidados (2017-2019)

soledad no deseada, soledad, madrid ciudad de los cuidados

En enero de 2018, surgió la iniciativa “Prevención de la soledad no deseada” dentro Plan Madrid Ciudad de los Cuidados para realizar una intensa labor de investigación y análisis sobre las actuaciones realizadas en otras ciudades sobre el fenómeno de la soledad no deseada.
Una vez conocida esta realidad se puso en marcha el proyecto en dos barrios de Madrid (Almenara y Trafalgar) con la idea de crear redes informales de apoyo para la generar oportunidades de encuentro y mejora del bienestar, así como la intervención directa con las personas afectadas.

 

Con la implicación de los vecinos y las vecinas y de toda la comunidad, se construyeron barrios sensibles al fenómeno de la soledad no deseada. Para ello, en los distritos de Almenara y Trafalgar:

  • se crearon redes informales de apoyo (vecinales y profesionales),
  • se ofreció un servicio de apoyo y asesoramiento para promover que la experiencia de soledad fuera positiva para la persona y su entorno,
  • se ofreció un espacio en el que desarrollar estrategias de fortalecimiento individual, grupal y comunitario ante la soledad no deseada.

El Centro Municipal de Salud Comunitaria de cada distrito (CMSc) tuvo un liderazgo y papel activo en el proyecto, en el desarrollo de estas actividades junto a otros recursos públicos y entidades sociales, vecinos y vecinas y otros agentes del barrio (comercios de proximidad).

El proyecto se ejecutó en los barrios de Almenara (Ditrito de Tetuán) y Trafalgar (Distrito de Chamberí), y los objetivos fueron:

– Promover en el barrio una red de apoyo informal que ayude a identificar y combatir situaciones de soledad no deseada y aislamiento social.

– Facilitar la vinculación de las personas que se sienten solas con la red social del barrio, promoviendo su participación en los recursos (públicos y privados) del barrio.

– Coordinar y visibilizar todos los recursos y proyectos de los barrios objeto de actuación (públicos y privados) que pueden suponer oportunidades de encuentro para las personas que se sientan solas y ejercer un efecto positivo sobre su estado de salud.

La intervención se centró, esencialmente, en la creación de una red informal de apoyo dentro de los barrios y la intervención directa con las personas afectadas con el objetivo de generar oportunidades de encuentro y mejora del bienestar.

Para ello, se abordaron 3 líneas de actuación:

  • Difusión y sensibilización en torno a la soledad no deseada.

Mediante la realización de campañas divulgativas para dar visibilidad al proyecto y que fuera conocido como un nuevo recurso en ambos barrios y posteriormente, mediante la realización de acciones de sensibilización para promover una mirada sensible y comprometida con las situaciones de soledad no deseada.

  • Fortalecimiento de redes de apoyo y procesos comunitarios en los barrios.

Se activaron redes formales e informales de apoyo, constituidas por el vecindario, establecimientos y profesionales de los barrios de intervención. Así como actividades comunitarias orientadas a dar apoyo y acompañamiento a personas en situación de soledad no deseada.

  • Servicio de apoyo y acompañamiento individualizado a situaciones de soledad no deseada.

Tras un primer “reconocimiento” de las situaciones de soledad y el desarrollo de un itinerario individualizado se buscó la vinculación de las personas atendidas con el barrio, realizando derivaciones específicas y un seguimiento de cada caso.