Debido a su alta densidad ya que representan entre un 10 y un 15% del total de la biomasa animal del planeta, su norme diversidad y su gran adaptabilidad al medio, en algunos casos y bajo determinadas circunstancias, las hormigas pueden constituirse en plagas urbanas vehiculando enfermedades o invadiendo el interior de las viviendas formando hormigueros. Pero cumplen funciones beneficiosas dentro del ecosistema, son edáficas, es decir, cambian las características del suelo modificando el pH, favorecen su esponjamiento al construir sus hormigueros, dispersan semillas, etc.

Las hormigas pertenecen al philum artropoda, subfilum hexapoda, clase insecta, orden himenoptera, suborden apocrita, super familia vespoidea, familia formicidade y subfamilia formicinae.

Biología: Las hormigas son insectos con una morfología clásica: el cuerpo segmentado y tres pares de patas, en cada segmento presentan distintos tipos de órganos:

  • Cabeza con ojos, antenas y aparato masticador,
  • Mesosoma (tórax y primer segmento abdominal),
  • Pecíolo o segundo segmento abdominal y
  • Gastro formado por el resto de los segmentos abdominales.

Son insectos sociales al igual que las abejas y termes. Una colonia de hormigas produce tres tipos de descendencia: hembras no reproductivas (obreras), hembras reproductivas (reinas) y machos reproductivos. Las obreras se encargan de todas las tareas excepto de la reproducción, las reinas solo se encargan de aparearse y poner huevos. Los machos solo se reproducen sin asumir ninguna tarea más.

En la época de apareamiento las reinas y machos alados abandonan los nidos y se reúnen en grandes enjambres donde se aparean. Después del apareamiento los machos mueren y las reinas fecundadas pierden las alas y se entierran en el suelo. Comienzan a poner huevos de los que nacerán las primeras obreras que se encargan de cuidarla y alimentarla.

ALGUNAS ESPECIES INVASORAS:

Hormiga de Singapur. Hormiga roja. Hormiga Argentina. Se encuentran en proceso de expansión debido a las actividades humanas: deforestación del suelo, reducción de espacios naturales, transporte internacional de personas, animales y mercancías, etc.

Hormiga de Singapur:

Monimorium destructor. Su origen probable es la India. Detectada en el puerto de Barcelona a primeros de octubre del año 2002 en el interior de un contenedor con mercancías procedentes de Corea del Sur. Dicho producto fue devuelto a su país de origen y tanto el almacén como la zona de descarga fue desinsectada. Por lo que los PIF (Puestos de Inspección Fronterizos en puertos y aeropuertos) son trascendentales para evitar la introducción de especies foráneas / invasoras vehiculadas en mercancías e incluso en el equipaje de los viajeros.

La hormiga de Singapur tiene una coloración amarilla y puede nidificar tanto en el suelo como en edificios. Su hábitat urbano ideal son zonas con riego artificial como jardines, campos de golf, etc.

Hormiga roja:

Solenopsis sp. Pertenecen al genero Solenopsis. Son originarias de America. Se trata de hormigas pequeñas que viven junto a hormigueros de especies grandes a las que roban su alimento. Se encuentran en zonas tropicales y templadas del planeta. Su picadura constituye un problema endémico en USA. Las dos especies más importantes son S. Richteri y S. Invicta. Presenta un aguijón distal y su picadura produce prurito, eritema y papula. Se han descrito muertes por picadura de Solenopsis en Florida y Texas. El veneno contiene ácido fórmico y alcaloides además de enzimas como la hialuronidasa.

HORMIGA ARGENTINA:

Linepithema humile. Las obreras tienen una tamaño aproximado de 3 mm y son de color marrón. Es una especie invasora en numerosas partes del mundo. En España se prevé una importante expansión hacia el norte lo que supondría graves consecuencias para la biodiversidad; en unos casos por su competencia con otras especies y en otros casos por su actividad depredadora (su asentamiento implica la eliminación de la mayor parte de las especies nativas de su zona de influencia).

Tiene preferencia por lugares húmedos, áreas urbanas y zonas muy degradadas medioambientalmente. En general no se adapta bien a zonas con climas extremos. La obrera es omnívora pero se alimenta fundamentalmente de hidratos de carbono, mientras que las reinas y larvas lo hacen principalmente de proteínas. Construye una colonia policalica o super colonia formada por muchos nidos que están interconectados. La supercolonia principal puede tener millones de nidos distribuidos en un área de varios miles de kilómetros cuadrados con billones de obreras, lo que asegura su supervivencia.

La fecundación de las reinas se produce dentro de los nidos evitándose por lo tanto el vuelo nupcial y los riesgos que ello conlleva. La hembra fecundada abandona el nido acompañada de un sequito de obreras, otras reinas y a veces machos con las que funda una nueva colonia.

Un ejemplo de su actividad lo constituye su depredación de orugas de procesionaria (Thaumetopoea pityocampa), manteniendo zonas de pinares libres de la plaga de orugas. Pero tambien existe una simbiosis con otras especies de insectos como los afidios (pulgones) y homópteros (cigarras). Las secreciones azucaradas de estos constituyen una de sus fuentes principales de alimento y a cambio las hormigas argentinas los protegen de sus depredadores y parásitos.

MOLESTIAS CAUSADAS EN EL MEDIO URBANO POR LA HORMIGA ARGENTINA:

La mayor afección son las infestaciones de las viviendas que pueden llegar a ser realmente graves. Estas invasiones son más numerosas en los meses fríos de invierno con temperaturas bajas y humedad alta. En la industria alimentaria se ha descubierto que son una fuente de intoxicaciones alimentarias pues vehiculan microorganismos patógenos como: Shigella flexneri, Bacillus cereus, Escherichia coli y Staphylococcus aureus.

PREVENCIÓN Y CONTROL

El único método efectivo de lucha contra la Hormiga Argentina es la prevención. Evitar la formación de vertederos, humedales, etc. que les den cobijo. Reducir las posibles fuentes de alimento, protegiendo los mismos en el interior de las viviendas. Aplicar cal u otros repelentes en las bases de los edificios, etc. NUNCA deben rociarse los nidos con insecticida ya que se puede provocar que estos se dispersen y empeorar la infestación. La forma más eficaz para controlarlas es a través de cebos envenenados de efecto retardado, una difusión del alimento a través de la colonia implica una elevada mortandad en los nidos. La composición de estas soluciones debe ser muy azucarada.