Elementos que intervienen en un accidente: huésped, agente y medio

Las causas más frecuentes de Parada Cardio Respiratoria (PCR) en los niños mayores de un año son los accidentes, fundamentalmente los accidentes de tráfico, ahogamientos y caídas.

Formación en Prevención de la Parada Cardiaca ¿Por qué?

No hay ninguna medida sanitaria que sea más efectiva que la prevención. Se ha calculado que hasta un 40 a 50 % de las muertes por accidentes en la infancia se podrían evitar si existiera una formación adecuada en las medidas de prevención (1) .

• El uso de sistemas de retención infantil en los automóviles puede disminuir la mortalidad en un 50%. El uso del casco reduce la mortalidad en un 50% y las lesiones neurológicas graves por accidentes de bicicletas y motocicletas, en un 85%.

• Otro ejemplo claro son las campañas de prevención de la muerte súbita del lactante (SMSL) mediante el cambio de la postura para dormir desde la posición “boca abajo” a la posición “boca arriba”. Esta medida preventiva ha logrado reducir la mortalidad del SMSL de forma espectacular con un coste económico escaso, mientras que millones de dólares invertidos previamente en investigación cardiorrespiratoria y tratamientos postresucitación no habían logrado ningún efecto.(2)

Estas campañas deberían realizarse a varios niveles:

  1. Campañas de difusión a través de los medios de comunicación: televisión, radio, periódicos, revistas. Estos medios permiten que el mensaje alcance a mucha población aunque la capacidad de influencia sea muy variable.
  2. Formación personalizada y/o en grupos: en colegios, universidades, centros de trabajo, asociaciones de vecinos, etc. Esta formación en prevención puede hacerse de forma más personalizada y por tanto adaptarse mejor a las características de la población (niños, adultos, trabajadores) a los que se dirige. Permite un contacto directo entre el docente y el receptor de la campaña. Aunque logra menos difusión, su efecto individual es mayor y más duradero.
  3. Formación específica en personal de riesgo (familiares de personas con riesgo de parada cardiaca, padres con antecedentes de niños con SMSL) etc.

Medidas preventivas

Cuando hablamos de formación en prevención de la PCR nos estamos refiriendo, en los niños y en los lactantes, a la prevención de los accidentes y a la prevención del SMSL como principales causas de muerte a estas edades, así como a la prevención de enfermedades cardiovasculares en los adultos y en los mayores.

Esta formación en prevención de PCR a la población general debe dotar a los ciudadanos de los elementos necesarios para que comprendan la importancia de implicarse en la prevención de enfermedades o de lesiones accidentales en niños y adultos. En ella se debe abordar la prevención de accidentes, como la forma fundamental de prevención, subrayando que las medidas preventivas son las más sencillas y útiles.

El contenido debe ser sencillo y concreto, teniendo como objetivo la adquisición de hábitos y conductas que disminuyan el riesgo de accidentes y la promoción de un estilo de vida saludable para disminuir la aparición de posibles enfermedades en un futuro, en el niño, adolescente y adulto.

En caso de suceder la PCR, se trata de minimizar los daños tisulares derivados de la misma, mediante el conocimiento de las adecuadas maniobras de Reanimación Cardio Pulmonar (RCP) básica.

Situación actual

A pesar de que la formación en prevención y en maniobras de RCP básica a la población general es una medida rentable desde el punto de vista sanitario, social y económico, su aplicación práctica todavía es muy limitada.

Los países nórdicos y EEUU son los lugares con mayor experiencia. Otros países como Australia, Nueva Zelanda, Inglaterra, Austria, Bélgica, Holanda, Alemania e Italia también cuentan con programas de formación. Sin embargo, los sistemas educativos, las instituciones implicadas y el acceso a la formación son muy diferentes en cada país, y en muy pocos de ellos hay una coordinación y programación estatal.

En España, la formación en prevención de la PCR y en maniobras de RCP básica a la población general todavía está muy poco desarrollada. Existen algunas experiencias concretas como la que se desarrolla en la ciudad de Madrid, que demuestran que esta formación a la población es posible en nuestro país.

Los Centros Madrid Salud del Ayuntamiento de Madrid, ubicados en los diferentes distritos de la capital, realizan el Programa de Prevención y Actuación ante los Accidentes desde 1999, en el que se han formado a más de 5.716 personas en colegios, funcionarios de Juntas de distrito, Ministerios, Centros de mayores etc.(3)

En Cataluña, se han realizado experiencias piloto con padres, educadores y alumnos de enseñanza media.(4)

El período ideal para comenzar la formación es en la edad escolar, a partir de los 12 años, complementada por otras actividades posteriores en el ámbito de empresa, autoescuelas, ayuntamientos, asociaciones de vecinos, organizaciones sanitarias, etc. Debe integrar medidas preventivas y de actuación ante situaciones de urgencia y parada cardiorrespiratoria, tanto en el niño como en el adulto.(5)

Los lugares más adecuados para la formación en grupo, son los colegios, las empresas… En algunos centros de trabajo se han establecido métodos de formación en prevención y RCP coordinados por el servicio de prevención de riesgos laborales.

Las medidas de prevención de los accidentes se podrían potenciar abarcando a gran parte de la población a una edad joven si la formación práctica en RCP básica fuera un requisito previo a la obtención del permiso de conducir.

Cada uno de nosotros puede realizar una labor de formación en prevención de la PCR y en maniobras de RCP básica en su lugar de trabajo. Sin embargo, es necesario que exista un plan general de formación que planifique y coordine todos los esfuerzos formativos.

Jesús López-Herce Cid. Cuidados Intensivos Pediátricos. Hospital Gregorio Marañón. Madrid.

Maria José Sastre Carrera. Centro Madrid Salud de Chamberí. Instituto de Salud Pública. Ayuntamiento de Madrid

Álvaro Díaz Conradi. Hospital de Nens. Barcelona.

Bibliografía

(1) Gagliardi M, Emergencies in the school setting: are public school teachers adequately trained to respond?. Prehospital Disaster Med 1994;9:222-225.
(2) Mitchell EA. Sleeping position of infants and the sudden infant death syndrome. Acta Paediatr Scand 1993;Suppl 389:26-30.
(3) Sastre MJ, García LM. Enseñanza de la reanimación cardiopulmonar básica en población general. Aten Primaria 2004; 34:408-413.
(4) Miro O, Proces. Resultados del programa piloto. Med Clin (Barc) 2005;124:13-15.
(5) López-Herce J, MA and the Spanish Study Group of Cardiopulmonary Arrest in Children. Outcome of out.of hospital cardiorespiratory arrest in children. Pediatr Emerg Care.