Habida cuenta de la disminución de la autonomía infantil en las últimas décadas (de juego y experimentación libre en el barrio), el patio escolar ha aumentado su importancia como espacio de juego no dirigido y autónomo, necesario para el desarrollo de una infancia activa y saludable.

Partiendo de los resultados del estudio Proyecto Micos. Entornos escolares saludables, en el que se evalúa el estado físico y el carácter  funcional de los 242 CEIPS de Madrid,  el Proyecto de Cuidado de los espacios públicos de los colegios es un proyecto de Investigación-Acción destinado a sentar los criterios que han de regir la remodelación y los usos de los patios escolares y los espacios de proximidad, de manera que se configuren como espacios físicos y sociales que promuevan la salud y la convivencia.

Las intervenciones previstas realizar en los patios escolares y los espacios de proximidad, irán dirigidas a maximizar los efectos positivos sobre la salud y eliminar o mitigar los negativos, contemplando las especificidades de género y clase social. Tienen por tanto una doble dimensión, por un lado  “correctoras” y por otra  “preventiva” con una perspectiva de medio y largo plazo, que ayude a una planificación estratégica integral del modelo de ciudad que se busca.

A su vez, desde el punto de vista de los patios escolares como espacios que promueven la convivencia, se parte de la premisa de que todo espacio, desde su diseño, materiales y distribución, condiciona el uso que hacen las personas; por lo tanto, condiciona las relaciones humanas y la convivencia. El diseño del patio escolar, al igual que otros espacios públicos de la ciudad, reproduce los roles de género y genera discriminaciones de diferentes tipos.

Estos aspectos serán tomados en consideración con la finalidad de crear espacios que busquen mejorar las relaciones intergénero, intergeneracional e intercultural, y den respuesta a las diferentes necesidades y deseos de quienes los habitan.

El proyecto de investigación-acción desarrollado a lo largo de un periodo de 4 meses deberá concluir con:

  • El diseño de tres proyectos de transformación, uno en cada colegio, que puedan ser implementados en un medio/largo plazo, con la confluencia de las Juntas Municipales y las distintas Áreas de Gobierno implicadas.
  • Una Guía Metodológica de intervención en los colegios y entornos inmediatos, que recoja la experiencia acumulada en el proceso de diseño, y en el que quede definidos:
    • Criterios en cuanto a configuración y usos que han de estar presentes en un patio escolar para que pueda ser considerado espacio promotor de la salud.
    • Una metodología de trabajo que pueda ser implementada por las Juntas Municipales para que, dentro de sus competencias de mejora y adecuación de los patios escolares, puedan diseñar o rediseñar esos espacios para convertirlos en espacios promotores de salud.

  1. Realizar intervenciones físicas en los patios escolares para convertirlos en espacios físicos y sociales saludables: con vegetación, zonas de sombras,  con espacios de socialización (fuentes, mesas, bancos,) y juego libre adaptado a las diferentes etapas de desarrollo.
  2. Mejorar la seguridad y accesibilidad en los  accesos de los colegios, incorporando medidas de protección que reduzcan los conflictos entre vehículos y peatones (ampliación de aceras, reducción o desviación del tráfico, desplazamientos sostenibles y seguros en bici o a pie).
  3. Convertir los espacios públicos próximos a los colegios  en lugares de encuentro y convivencia, incorporando áreas estanciales y de juego, y tomando en consideración los grupos de edad
  4. Fortalecer la capacidad de los alumnos y la comunidad escolar para desarrollar hábitos y estilos de vida saludables, mediante la promoción de la alimentación saludable, de la actividad física, de la equidad en salud y de género.
  5. Mejorar la integración y coeducación de niños y niñas en los patios

A parte de las Juntas Municipales  y Áreas de Gobierno con competencia en la materia, en el desarrollo de este proyecto nos acompañan:

  • Comunidad Educativa (Equipo Directivo, Profesorado, AMPA y Alumnos) del CEIP Valle Inclán.
  • Comunidad Educativa (Equipo Directivo, Profesorado, AMPA y Alumnos) del CEIP Juan Sebastián El Cano
  • Comunidad Educativa (Equipo Directivo, Profesorado, AMPA y Alumnos) del CEIP Daniel Vazquez Díaz.
  • Fundación Manantial
  • Club de fútbol sala de San Blás
  • Basurama
  • Pez Arquitectos

A modo de experiencia piloto, el Proyecto se ha implementado en tres centros de educación infantil y primaria de la Ciudad de Madrid:

  • CEIP Valle Inclán (San Blas)
  • CEIP Juan Sebastián El cano (Usera)
  • CEIP Daniel Vazquez Díaz (Moncloa-Aravaca)

La implementación del proyecto seguirá una metodología participativa, cuya seña de identidad será la transversalidad y la hibridación, traducida en un importante esfuerzo en tareas de coordinación entre las distintas Áreas de gobierno y Juntas Municipales de Distrito implicadas, para lograr caminar hacia la consecución de un proyecto común y global; y un proceso de transformación, lento y cuidadoso, que se funda en los principios de co-creación, junto con todos los actores del proyecto, que participan en fases de consulta y cuyos resultados se incorporan para definir resultados acordes con las necesidades de los implicados.

Para articular la participación de los distintos agentes, se constituyeron dos grupos de trabajo:

  • Mesa Sectorial, constituida por técnicos municipales de las distintas Áreas de Gobierno y Juntas Municipales implicadas, que coordinan todas sus intervenciones en aras un proyecto común y consensuado.

 

 


1ª Reunión de la Mesa Sectorial

 

grupo motor CEIP Juan Sebastián El Cano

  • Grupo Motor, en cada uno de los colegios, formado por representantes de la comunidad educativa, movimiento asociativo y técnicos municipales de las Áreas promotoras del proyecto.

 

 

 

1ª Reunión grupo motor CEIP Juan Sebastián El Cano

Las fases seguidas en el proyecto son:

Fase 1. Presentación del Proyecto a la comunidad educativa, mediante una asamblea abierta para informar y presentar el proceso.


CEIP Juan Sebastián El cano (Usera)
CEIP Vázquez Díaz (Moncloa-Aravaca)
CEIP Valle Inclán (San Blas)

Fase 2. Análisis y Diagnóstico de Situación

Para identificar la situación de partida, se utilizarán fuentes directas, como datos estadísticas publicados sobre el centro  (número de alumnos, superficie centro, etc.) o mediciones que puedan realizarse (porcentaje suelo hormigonado, presencia de vegetación, porches metro cuadrado…)

En esta fase, y para recabar información de todos los participantes, se han utilizado distintas técnicas cualitativas, ajustadas a los objetivos planteados y las diferentes edades. Entre otras, se han utilizado las siguientes:

  • Cuestionario: Se diseñaron cinco tipologías de  cuestionarios, adaptados a las características de sus destinatarios (familias, profesores y alumnos de distintas edades) todos ellos destinados a identificar cómo se llega al colegio y valoración tanto del entorno como del patio escolar.

    Cuestionario familias
    Cuestionario profesores
    Cuestionario alumnos 2-3 Educación Infantil
    Cuestionario alumnos 1-2 Educación Primaria
    Cuestionario alumnos 3-6 Educación Primaria

  • Dibujos proyectivos, que además de ofrecernos información sobre la interpretación que hacen del espacio, se convierten un punto de partida para la reflexión individual con el que motivar su participación en el conjunto del proceso;
  • Deriva Crítica: esta técnica de observación del espacio permite un trabajo más profundo para grupo amplio de participantes (20-30 máx). Mediante un paseo guiado por el espacio a observar se obtienen información sobre el mismo, se busca que los participantes se detengan a ver el espacio cotidiano “con unas gafas críticas”. Con esta técnica se obtuvo información sobre usos, apreciaciones, lugares de conflicto, entre otras informaciones.


CEIP Vázquez Díaz

  • Mapeo colectivo: partiendo de un plano del espacio se localizan puntos críticos, lugares predilectos, acontecimientos, etc., sumando a la localización una descripción explicativa. Esta técnica permitió detectar colectivamente los puntos fuertes y débiles del espacio.


CEIP Vázquez Díaz


CEIP Valle Inclán

 

Toda esta información fue detalladamente analizada  y recogida en un informe de diagnóstico, que fue presentado en una reunión de reflexión con el Grupo Motor.


CEIP Valle Inclán


CEIP Juan Sebastian El Cano


CEIP Vázquez Díaz

 

Toda esta información fue detalladamente analizada  y recogida en un informe de diagnóstico, que fue presentado en una reunión de reflexión con el Grupo Motor.

Fase 3. Propuestas

Los resultados del diagnóstico son claves para plantear las premisas de una estructura de propuestas, en la cual se distingue entre elementos y usos. Los elementos se incorporan al espacio físico y los usos nos indican como podría utilizarse el espacio o qué tipo de juego se está configurando.

El proyecto se realiza teniendo en cuenta que “el espacio educa”  y que la transformación física es una oportunidad para añadir el espacio libre al currículum educativo, para mejorar la convivencia y la salud.

Para diseñar las propuestas se han seguido los siguientes procesos participativos:

  • Maqueta proyectiva

Fase. Evaluación

Dado el carácter piloto del proyecto, la evaluación constituye una fase fundamental para poder valorar la eficacia del mismo y determinar la conveniencia de replicar o adaptarlo en otros colegios de la ciudad.

En este sentido, el diseño de evaluación se concibe como una fase inicial del proyecto, planteando la necesidad de recoger medidas pretest antes de empezar a implementar las medidas de transformación del espacio, para poderlas comparar posteriormente con  medidas postest, y valorar los resultados obtenidos.

Por un lado, y fruto del trabajo de coordinación con el Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad, y en concreto a través de la Dirección General de Sostenibilidad y Control Ambiental, durante el mes de noviembre se va a realizar un estudio de la calidad del aire en los tres colegios: CEIP Valle Inclán (San Blas); CEIP Daniel Vázquez Díaz (Moncloa-Aravaca), CEIP Juan Sebastián el Cano (Usera).

El estudio consistirá en una evaluación preliminar de  posibles fuentes de contaminación atmosférica: proximidad a vías de tráfico, intensidad de las mismas, instalaciones de calefacción, zonas de aglomeración, horas punta, etc..  De manera complementaria  a las mediciones de contaminantes se tomarán datos de las principales variables climáticas; temperatura, humedad, viento… y se hará un inventario de la vegetación presente en los entornos escolares.

Para la recogida de esa información, se utilizarán puntos de medida para muestreos fijos (monitores y Laboratorio móvil) y diseño de recorridos para muestreo con equipos móviles. Incluirá también la medida en el interior  de al menos uno de estos colegios.

La campaña de medición deberá tomar datos durante un periodo comprendido entre 15 días y un mes.

La conclusión del análisis será la caracterización de la calidad del aire de dichos colegios e identificación de las posibles fuentes de emisiones que puedan estar afectando a la calidad del aire del lugar.

Dicho datos pretest servirán como base para poder evaluar la eficacia de las acciones de transformación que se realicen, tales como la incorporación de elementos de sombra, vegetación y agua en los patios escolares, encaminadas tanto a generar entornos saludables, como a combatir o adaptarse a los  efectos derivados del cambio climático.

Por otro lado, se llevará a cabo durante el proceso de implementación de los proyectos de transformación el  seguimiento de las actuaciones previstas, con el fin de poder ir realizando los ajustes o correcciones precisas para lograr la implementación lo programado; y una evaluación del cumplimiento de objetivos y de resultados del proyecto,  para determinar hasta que punto los objetivos que han sido previstos se han alcanzado, así como otros posibles efectos derivados del proyecto que no han sido previamente  previstos ni formulados.