Ciudad con coches

Todos contribuimos a aumentar la contaminación del aire en las ciudades, donde es el tráfico rodado el principal causante de esta contaminación. Es por esto que, entre todos, debemos intentar adoptar actuaciones que contribuyan a su reducción.

Algunas medidas pueden ayudar a la reducción de la contaminación del aire:

  1. Evite los trayectos cortos. Medite si no puede utilizar el transporte público o no puede ir andando. Tenga en cuenta que en los trayectos cortos, cuando el coche está aun frío, las emisiones por kilómetro son hasta un 60% superiores.
  2. No acelere excesivamente especialmente al arrancar el vehículo.
  3. Conduzca con suavidad, no acelere o frene de manera brusca.
  4. Mantenga los límites de velocidad: A menor velocidad se consume menos carburante reduciendo la emisión de contaminantes.
  5. Cambie de marcha tan pronto como las condiciones del tráfico se lo permita.
  6. Si esta estacionado, no mantenga el coche en ralentí.
  7. Utilice el aire acondicionado y la calefacción con moderación; puede aumentar el consumo de combustible hasta en un 20%.
  8. Realice un mantenimiento adecuado de su vehículo.
  9. Controle la presión de los neumáticos. Los neumáticos desinflados pueden incrementar su gasto de combustible hasta en un 3%.
  10. Evite llevar accesorios tales como portaequipajes, portabicicletas…si no los necesita. Afectan la aerodinámica y reduce la eficiencia del combustible.

Y recuerde, elija un vehículo mas limpio:

  • Los modelos mas pequeños consumen menos combustible y son menos contaminantes
  • Los vehículos eléctricos e híbridos producen menos emisiones que los convencionales.

La contaminación del aire es un problema de todos y todos debemos contribuir a su reducción.