Una delegación integrada por profesionales de Lituania, República Checa, Estonia y Grecia ha recorrido los diferentes recursos municipales dedicados a la reducción del daño en el ámbito de las drogodependencias con el objetivo de implantar un modelo similar en sus países de origen.

La ciudad de Madrid se consolida como referente europeo en el tratamiento de las drogodependencias. Profesionales de Lituania, República Checa, Estonia y Grecia integran la última delegación que ha recalado en la capital española para comprobar sobre el terreno cómo funcionan los programas, recursos y dispositivos municipales dedicados a la atención integral de las personas drogodependientes. Y no se trata de una visita sólo a título informativo. Los y las especialistas europeos/as se han interesado especialmente por la implantación y gestión de los recursos orientados a la reducción del daño con la mirada puesta en la creación de centros similares en sus países de origen.

Esta visita se enmarca en el proyecto europeo “Joint Action on HIV and Co-infection Prevention and Harm Reduction (HA-REACT”, liderado por el Centro Nacional de Epidemiología Carlos III, que impulsa acciones dirigidas a la reducción del daño en países de la UE en los que este tipo de abordaje está menos desarrollado. En este sentido, España ha sido el país seleccionado como ejemplo de buenas prácticas.

Con una amplia y detallada presentación previa sobre el trabajo que realiza el Instituto de Adicciones, el recorrido incluyó el CAD de Tetuán; el Centro de Atención Básica Sociosanitaria, cuya principal característica es la atención nocturna a personas sin hogar o en situación de exclusión social que no suelen acudir a otros equipamientos de la red; la Unidad Móvil de Reducción del Daño Madroño; el Centro de Acogida San Isidro y el Centro Abierto La Rosa./