La Junta de Gobierno ha aprobado hoy el plan que sustituye al de 2011-2016 y que presenta algunas novedades

  • Con este nuevo plan, que sustituye al de 2011-2016, los Centros de Atención a las Drogodependencias pasan a denominarse Centros de Atención a las Adicciones (CAD)
  • Además, habrá una especial atención a las mujeres, con planes de tratamiento con enfoque de género; protocolo para el abordaje de la violencia de género; programa dirigido al abuso de psicofármacos; y acciones formativas que mejoren su empleabilidad
  • En el ámbito de la reinserción se impulsarán intervenciones dirigidas a mejorar especialmente la formación y la empleabilidad de pacientes mayores y jóvenes en situación de riesgo

La Junta de Gobierno ha aprobado hoy el Plan de Adicciones de la Ciudad de Madrid 2017-2021 que será implementado por Madrid Salud, Organismo Autónomo dependiente del Área de Salud, Seguridad y Emergencias, y cuyo objetivo es evitar o reducir los problemas de adicción de la población madrileña, así como los daños y consecuencias relacionados con la conducta adictiva; daños y consecuencias que pueden afectar a la persona adicta, a su entorno familiar y social próximo y a la comunidad en su conjunto.

El delegado del Área de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, ha señalado estar muy satisfecho porque “es un plan en el que se lleva trabajando, de forma participada entre diferentes agentes, administraciones y, lo que es muy importante, con los propios usuarios y usuarias, durante mucho tiempo, y que presenta interesantes e importantes novedades respecto al que ya existía”.

Las líneas estratégicas, que serán implementadas a través del Instituto de Adicciones, se articulan en torno a la prevención; la atención integral e integradora tanto a adolescentes y jóvenes como a personas adultas, con especial atención a las mujeres, a colectivos vulnerables, a drogodependientes sin hogar, a la patología dual, a la reducción de daños y riesgos, a los nuevos fenómenos como las adicciones comportamentales y las drogas emergentes y al trabajo en red y comunitario.

Como desarrollo de las líneas estratégicas establecidas, se formulan cuatro objetivos generales:

  • Promover acciones para evitar y/o retrasar la edad de inicio de las conductas adictivas, así como para reducir los riesgos asociados a ellas. Se llevarán a cabo acciones de sensibilización y uso de las redes para mejorar la detección precoz mediante actuaciones en contextos comunitarios, educativos, familiares y sociales, así como en los espacios de ocio de adolescentes y jóvenes.
  • Ofertar a adolescentes y jóvenes con adicciones o en riesgo de presentarlas, la atención y los recursos necesarios para abordar, de forma integral y con perspectiva de género, las situaciones de riesgo, las conductas adictivas y los daños y consecuencias derivados de las mismas, procurando la mejora de su salud y calidad de vida, de su entorno familiar y social, y de su nivel de integración.
  • El Instituto de Adicciones facilitará a adolescentes, jóvenes y familias una intervención integral personalizada que abarque  desde las conductas de riesgo hasta cualquier momento del proceso adictivo, implementando los recursos necesarios para ello. También diseñará e implementará un programa de intervención dirigido al uso problemático de nuevas tecnologías de la información, comunicación y del ocio.
  • Ofertar a las personas adultas con adicciones la atención y los recursos necesarios para abordar, de forma integral y con  perspectiva de género, tanto su problema de adicción, como los daños y consecuencias derivados de la misma, procurando el mayor grado posible de integración en la sociedad y la mejora de su salud y calidad de vida así como la de su entorno familiar y social.
  • Se desarrollarán estrategias que faciliten la detección y captación de las personas con problemas de adicciones (en especial las más vulnerables), el abordaje de reducción de daños asociados al consumo y el desarrollo de programas individualizados mediante la introducción de las especificidades necesarias para conseguir la integración laboral, familiar y social. Se llevarán a cabo también acciones para que las familias y el entorno más próximo sepan cómo mejorar la integración y percepción social de la persona adicta.
  • Garantizar la calidad y la mejora continua de todos los servicios prestados por el Instituto de Adicciones de la Ciudad de Madrid, a través de actuaciones que mejoren la coordinación, la gestión del conocimiento, la seguridad del paciente, la evaluación y la calidad, de forma que se garantice la mejora continua de las actuaciones.

Novedades importantes

Este Plan de Adicciones 2017-21 presenta algunas importantes novedades respecto al plan 2011-2016:

–     Los Centros de Atención a las Drogodependencias pasan a denominarse Centros de Atención a las Adicciones (CAD). En ellos se ofrecerá una especial atención a las mujeres, con planes de tratamiento con enfoque de género;  protocolo para el abordaje de la violencia de género; programa dirigido al abuso de psicofármacos; y acciones formativas que mejoren su empleabilidad.

–     En estos centros se implementarán planes de intervención específica dirigidos a las adicciones comportamentales, a drogas emergentes (sustancias de nueva síntesis, novedad en los contextos de uso, las formas de consumo y las vías de distribución, donde Internet desempeña un papel importante) y a las personas usuarias de chemsex (uso de drogas psicoactivas para mantener relaciones sexuales) en coordinación con entidades implicadas.

–     Los nuevos CAD priorizarán y potenciarán el trabajo comunitario de forma que se perciban como centros cercanos a las necesidades de la ciudadanía, manteniendo una estrecha colaboración con las Juntas Municipales de Distrito.

–       En el ámbito preventivo y en relación a adolescentes y jóvenes se ofrecerá un programa de atención integral y se reforzarán y mejorarán los programas de intervención directa en áreas de consumo (botellón), así como las actuaciones de prevención llevadas a cabo en los centros educativos. Igualmente se mejorará el Servicio de Orientación Familiar dirigido  a las familias de adolescentes y jóvenes a través de un servicio de atención presencial y telefónica.

–       En el ámbito de la reinserción se impulsarán intervenciones dirigidas a mejorar especialmente la formación y la empleabilidad de pacientes mayores y jóvenes en situación de riesgo.

El Instituto de Adicciones en cifras

El Instituto de Adicciones integró en su programa durante 2016 a casi 8.500 personas en el conjunto de su red de centros. De ellas, más de 3.000 eran pacientes consumidores de alcohol como droga principal, lo que representa un 36% del total de personas atendidas en la red. Además cabe destacar que el Servicio de Orientación Laboral atendió a 849 personas, de las cuales un 39% encontró empleo.

Del total de las personas en tratamiento, 764 eran adolescentes y jóvenes, de los cuales el 88 % presentaba conductas de riesgo, consumos incipientes o conductas adictivas. Además el Instituto de Adicciones intervino en 294 centros educativos, llegando a un total de 10.583 alumnos y 1.365 profesores.

El Plan presentado hoy tiene un presupuesto estimado de 117 millones de euros desde 2017 a 2021, supeditados a la aprobación presupuestaria anual.

Plan participativo

Para diseñar todas las actuaciones se han llevado a cabo una serie de acciones con carácter previo a la redacción que han garantizado tanto la participación interna (de la plantilla del propio Instituto de Adicciones) como la participación externa (de las instituciones, organizaciones sociales y personas de especial relevancia o expertas en el tema de las adicciones), así como la de  usuarios/as de los servicios.

El objetivo de todo este proceso participativo ha sido valorar la situación actual de las adicciones y los posibles cambios a futuro, detectar los aspectos estratégicos clave sobre adicciones que sirvan como marco de referencia para el diseño del nuevo Plan y describir a nivel general los elementos a mantener, potenciar o modificar./