14 de marzo: Día Europeo para la Prevención del Riesgo Cardiovascular

/, Noticias, Portada, Prevención/14 de marzo: Día Europeo para la Prevención del Riesgo Cardiovascular

14 de marzo: Día Europeo para la Prevención del Riesgo Cardiovascular

Desde el año 2005, la Unión Europea celebra el Día para la Prevención del Riesgo Cardiovascular con el objetivo de concienciar a la población sobre las enfermedades cardiovasculares y cómo podemos influir en los factores de riesgo como son el tabaquismo, el sedentarismo, la mala alimentación, la obesidad, la hipertensión y el estrés.

No todos los factores que causan enfermedades cardiovasculares se pueden controlar, ya que hay variables como la edad y las características hereditarias, que no se pueden modificar, pero sí podemos incidir en las causas modificables, como llevar una alimentación saludable, hacer deporte o caminar.

La Organización Mundial de la Salud recuerda que las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo y estas muertes prematuras se podrían evitar con un estilo de vida saludable. La salud de cada persona está condicionada con su estilo de vida y es importante concienciar a la sociedad.

 

La obesidad y el tabaquismo, factores en aumento

En España, la obesidad afecta a la población en una proporción próxima al 17% y el sobrepeso, a más del 37%, según la última encuesta de salud (ENSE). Se considera sobrepeso un exceso de 10-20% sobre el peso ideal, y obesidad a partir del 20%. Hay que señalar que este factor afecta cada vez más a los niños y a los jóvenes, de forma que en la población entre 2 y 17 años se alcanzan ya cifras en torno al 28% de sobrepeso u obesidad, lo que se considera como una señal de alarma. En algunas zonas de España se alcanzan cifras incluso superiores. Asociado al incremento de la obesidad, la diabetes tipo 2 también sigue en aumento.

Con relación al consumo de tabaco las últimas encuestas ponen de manifiesto que los chicos y chicas más jóvenes fuman en una proporción muy superior a la esperada tras las últimas modificaciones normativas, y hay que prestar atención al consumo de tabaco en las mujeres jóvenes y de mediana edad, porque se observa que son quienes más incrementan el consumo de tabaco a diario. Los estudios indican que el riesgo de que un fumador habitual padezca una enfermedad coronaria es el triple del riesgo que tiene quien no fuma, y además se suma el riesgo de padecimiento de enfermedades respiratorias y de diversos tipos de cáncer.

Otros factores de riesgo importantes son el estrés, la contaminación atmosférica y la apnea del sueño.

 

Hábitos saludables

La Organización Mundial de la Salud recuerda que las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en todo el mundo y que el 80% de las muertes prematuras que ocasiona este conjunto de enfermedades se podrían evitar siguiendo un estilo de vida saludable que conlleve la reducción de los factores de riesgo mencionados.

Las medidas más recomendables para prevenir el riesgo cardiovascular son:

  • Evitar el consumo de tabaco, incluyendo el tabaquismo pasivo.
  • Mantener una dieta sana y equilibrada para evitar la obesidad y el sobrepeso (cuando la medición del perímetro abdominal es mayor de 88 cm en las mujeres y de 102 cm en los hombres, se considera que hay aumento del riesgo cardiovascular)
  • desarrollar actividad física a diario (lo mínimo es caminar, a buen ritmo, durante 30 minutos diarios)
  • controlar las cifras de tensión arterial.
  • controlar las cifras de glucemia o glucosa en sangre y las de colesterol.

Mediante unas tablas sencillas (por ejemplo la ofrecida por la OMS en https://www.paho.org/cardioapp/web/) se puede calcular el Riesgo Cardiovascular Individual. Si utiliza esta herramienta y el resultado es que se encuentra en situación de riesgo, consulte con su médico, siga sus indicaciones y ajuste su estilo de vida para reducir el riesgo en la mayor medida en que sea posible.

By |2020-03-13T10:33:24+00:00marzo 13th, 2020|Actividad comunitaria, Noticias, Portada, Prevención|0 Comments

Leave A Comment