Cucarachas
Chinches
Roedores
Garrapatas
Aves urbanas
Avispas/Abejas
Mosquitos
Otras plagas
mosquitos1 mosquitos2

Los mosquitos constituyen, probablemente, los artrópodos de mayor notoriedad en salud pública. Comprenden un muy amplio grupo de insectos capaces, en algunos casos, de transmitir importantes enfermedades de relevancia en salud pública (Malaria, Fiebre Amarilla; Dengue, Encefalitis diversas, etc…) Afortunadamente, España se encuentra en una situación geográfica que reduce significativamente estos riesgos. No obstante, un principio elemental de precaución y el carácter molesto de los mosquitos como insectos picadores conlleva la necesidad de prevenir y de controlar su presencia.

Los mosquitos tienen una distribución geográfica mundial, con una amplia variedad de familias y géneros. Cada una de las especies tiene características biológicas particulares, circunstancia que condiciona su status como animal plaga y determina lugares de vida y comportamientos diferentes. Este hecho resulta de capital importancia desde el punto de vista de su prevención, vigilancia y control y, por tanto, la identificación precisa del insecto resulta paso obligado y fundamental previo a cualquier otra consideración. Para mayor información, se remite a textos especializados (ver epígrafe de bibliografía).

ASPECTOS IMPORTANTES A RECORDAR CON RESPECTO A LOS MOSQUITOS:

  1. Se trata de insectos de metamorfosis completa; ello implica la existencia de una fase larvaria (usualmente acuática) y de una fase adulta en la que el insecto es capaz de volar (fase de riesgo como animal plaga-vector de enfermedad).
  2. Los mosquitos de interés en salud pública requieren de la presencia de agua (usualmente estancada) para su reproducción. Por tanto, la adecuada gestión del agua resulta clave para la prevención de problemas.
  3. Los mosquitos hembras necesitan, en su fase adulta, ingerir sangre de un hospedador al que pican. El aporte proteico que le proporciona la sangre es necesario para su reproducción (puesta de huevos).
  4. Es en el proceso de picadura cuando se produce el riesgo de transmisión de enfermedad (virus/parásitos/bacterias). Al picar, el insecto inocula sustancias de acción anestésica y anticoagulante potencialmente contaminadas con esos agentes infecciosos procedentes de anteriores picaduras.
  5. El Phlebotomo, el insecto vector de la Leishmaniasis humana y/o canina, no es un mosquito, presentando características biológicas y mecanismos de prevención y control específicos.

Desde hace cierto número de años, los profesionales dedicados a la salud ambiental y a la prevención y al control de plagas vienen preconizando y aplicando importantes cambios en las estrategias de actuación. La mayor concienciación de los ciudadanos y de las administraciones en la protección del medio ambiente, la importancia creciente que está alcanzando la salud ambiental, los avances técnicos y los nuevos descubrimientos científicos focalizan el control de plagas en:

  1. Prevención versus tratamientos químicos.
  2. Gestión del medio ambiente como medio de lograr compatibilidad entre poblaciones animales, hombre y salud pública

En el pasado y hasta fechas relativamente recientes se hacía excesivo énfasis en la aplicación de plaguicidas como método de lucha antivectorial. Con posterioridad se ha comprobado que los plaguicidas (“biocidas” en su denominación actual) pueden producir efectos colaterales que repercuten en la salud pública y en el medio ambiente (efectos residuales) y que por tanto deben ser utilizados racionalmente. Resulta importante por tanto señalar que el presente y el futuro del control vectorial deben estar basados en la prevención de las causas que favorecen la aparición de plagas; Se trata de eliminar o -en su defecto- reducir a niveles aceptables todos aquellos factores que pudieran favorecen la proliferación de plagas, todo ello enfatizando y priorizando las medidas de tipo higiénico y estructural (mantenimiento preventivo) y considerando la aplicación de los productos biocidas como recurso complementario. En el caso que nos ocupa vamos a considerar cuales son los factores que favorecen la presencia y multiplicación de mosquitos..

Considere que los mosquitos son insectos estaciónales y que España se encuentra en una zona geográfica proclive. Evitar por tanto de manera absoluta la presencia de éstos insectos es imposible en la medida que el control absoluto de los focos de cría resulta imposible y que son insectos capaces de desplazamientos. Por ello podría recomendarse:

  1. Reduzca en la medida de los posible la presencia de esos “focos de cría” (galería fotográfica).
  2. En determinadas zonas rurales, proximidad a zonas ajardinadas, cauces de ríos, etc… resultaría conveniente la instalación de mallas mosquiteras en ventanas. Su uso juicioso y el cuidado en no atraer innecesariamente a estos insectos (luces nocturnas) puede ser una alternativa eficaz al empleo de insecticidas.
  3. Valore y, en su caso, use con extrema precaución los insecticidas en el hogar. Estas sustancias no están exentas de toxicidad para el hombre y para los animales. Especial precaución debe tomarse en el caso de bebés y niños pequeños.
  4. Precaución especial requiere asimismo el uso de repelentes químicos. Su uso está indicado en numerosas ocasiones (vgr. viajes a zonas comprometidas, etc…), pero su uso tampoco está exento de riesgos. En la medida de lo posible, sustituya su uso por el empleo racional de prendas de vestir (camisas y pantalanes largos, etc…).y/u otras medidas.
  5. En caso de viajes internacionales, resulta de extrema importancia informarse acerca de las enfermedades prevalentes en ese país y de los riesgos asociados a exposición a insectos y otros problemas de sanidad (consumo de agua y alimentos, etc…). Ciertos destinos requieren de vacunación y/o de quimioprofilaxis (consumo de medicamentos preventivos) previos y, no seguir esas reglas básicas, puede suponer contraer una grave enfermedad o –incluso- la muerte. Para una más completa información: Centro Madrid Salud Internacional; c/ Montesa 22 – 902.333.010

Los depósitos de agua deben ser cuidadosamente hermetizados. Cualquier pequeña grieta u oquedad servirá para que los mosquitos se introduzcan y oviposicionen. La altas temperaturas generadas por la insolación del depósito permitirán más tarde el desarrollo de la fase larvaria de los insectos.

foto1

Asimismo, cualquier recipiente conteniendo agua de lluvia retenida es un excelente foco de cría para mosquitos en temporada estival. Evite este tipo de receptáculos y, si no es posible, protéjalos con malla mosquitera adecuada o proceda a su limpieza periódica (semanal) adecuada.

foto1

El agua sobrante del regado de tiestos y macetas pude ser fuente importante de problemas; Procure mantenerlas limpias evitando el exceso de agua.

foto1

Las cubiertas desechadas y/o almacenadas de vehículos son excelentes puntos de cría para mosquitos; Adicionalmente, su abandonao no está permito por cuestiones de daño medioambiental.

foto1

Cualquier recipiente que permita la retención de agua de lluvia durante un periodo superior a una semana puede constituirse en foco de cría para mosquitos en época de primavera-verano. Prevenirlo resulta sencillo …

foto1

El sistema de drenaje y alcantarillado debe funcionar correctamente, y los servicios municipales (Medio Ambiente) revisan, reparan y limpian periódicamente estas importantes infraestructuras. Comunique a esos servicios municipales de alcantarillado (Medio Ambiente) cualquier anomalía o mal funcionamiento aparente (olores, etc…)

foto1

Asimismo, resulta de vital importancia mantener un correcto estado en el mantenimiento del saneamiento interior de los inmuebles. Pérdidas o derrames de aguas fecales a este nivel pueden ser causa muy importante de daños a la estructura (cimentación…) y son importantes focos de cría (incluso en invierno ¡!) para los mosquitos. Adicionalmente, un mal funcionamiento a este nivel es causa segura de problemas con otras plagas (ratas y cucarachas principalmente).

foto1

Los pozos y fosas sépticas deben estar debidamente conservadas. Por seguridad (posibles caídas y sofocamiento) y al objeto de evitar que sean importante fuente de molestias (olores) y de insectos, deben encontrarse perfectamente cerradas y aseguradas. Cualquier dispositivo de ventilación debería disponer de malla mosquitera.

foto1

Mantenga limpios los canalones y otros sistemas de evacuación de aguas pluviales. El agua retenida en este punto puede ser foco de cría para mosquitos. Adicionalmente, problemas en la evacuación del agua pueden causar serios desperfectos al inmueble.

foto1

Las bocas de toma de agua y, en general, los sistemas de riego de zonas ajardinadas, si no son objeto de cuidadoso mantenimiento pueden ser punto de reproducción para los mosquitos. Haga un consumo responsable del agua y evite encharcamientos inncesarios.

foto1

Las piscinas requieren del adecuado mantenimiento; Durante época de primavera-verano una piscina abandonada puede suponer un altísimo nivel de molestias para los vecinos de la zona. Considere asimismo la normativa reguladora de este tipo de instalaciones.

foto1

En cementerios, los recipientes utilizados para depósito de ofrendas florales constituyen, a menudo, un punto problemático al acumular agua de lluvia. Su protección puede evitar la presencia indeseable de insectos.

foto1

Acequias y otras canalizaciones superficiales de agua deben mantenerse limpies, de manera que el agua pueda circular con facilidad.

foto1

Ciertas especies de mosquitos se han “especializado” en cría en huecos de árboles. Rellenar esos huecos con arena puede ser una medida simple pero eficiente de prevenir problemas con mosquitos.

foto1

Los estanques y otras láminas de agua superficiales deben ser periódicamente objeto de limpieza.

Se trata de una especie de mosquito considerada exótica en España. Sin embargo, su presencia ha sido detectada recientemente en algunas regiones (Cataluña) y –asimismo- se ha introducido y asentado en diversos países del sur de Europa. El comercio internacional de cubiertas de vehículo de segunda mano parece ser el origen de alguna de estas introducciones.

Este escenario de entrada y asentamiento se estima preocupante en la medida que A. albopictus es un insecto sumamente molesto (picador agresivo diurno) y vector potencial de importantes enfermedades, afortunadamente actualmente no presentes en España.

Desde el punto de vista de su prevención, son de aplicación los mismos criterios generales anteriormente expuestos (control de focos de cría), ya que se trata de un mosquito fuertemente adaptado al medio urbano y que por tanto utiliza contenedores y recipientes inundados como lugar de cría. Si Vd. ve un mosquito como el que aparece en las siguientes fotografías, con las características bandas blancas abdominales, se ruega contacte con los servicios municipales de Madrid Salud (mspvectores@madrid.es).

mosquito tigre 1
mosquito tigre 2
mosquito tigre 3
mosquito tigre 4

Se trata de insectos que se detectan con cierta frecuencia en ciudad. Realmente tampoco son mosquitos sino una especie de MOSCA NO PICADORA cuyo hábitat se encuentra en los lodos o sedimentos de ríos que reciben efluentes de las depuradoras y en las propias instalaciones de depuración. Sus larvas presentan un característico y llamativo color rojizo.

Pese a su nulo impacto en salud pública, la presencia de este insecto suele alarmar bastante al ciudadano debido a la costumbre de formar grandes enjambres o “nubes” que pueden ser avistadas a finales del día sobre árboles, edificaciones altas, etc… y/o penetrar a través de ventanas.

En la ciudad de Madrid, estos insectos se suelen avistar a partir de principios del mes de mayo. Su prevención y control es actualmente llevada a cabo por el Área de Gobierno de Medio Ambiente y Servicios a la Ciudad.

foto de quironómido adulto
foto de larva de quironómido
hábitat de quironómido

Adulto, larva y hábitats de Chironomus spp

Capítulo aparte supone el caso de este tipo de insectos; En un momento dado, pueden ser objeto de confusión con verdaderos mosquitos debido a que, frecuentemente, comparten hábitats. Efectivamente, estas moscas no picadoras proliferan en sumideros y drenajes y por tanto se observan con relativa frecuencia en baños, cocinas, vestuarios-duchas y otros entornos donde pudiera haber un mal funcionamiento de los sistemas de saneamiento.

En caso de detectarlas en número significativo, se recomienda avisar urgentemente a un pocero/fontanero al objeto de revisión cuidadosa del saneamiento, descartando la posible avería y pérdida de aguas fecales a cámara de aire y otros entornos. No se recomienda el tratamiento químico insecticida.

mosca drenaje 1
mosca drenaje 2
mosca drenaje 3