El Ayuntamiento de Madrid ha convocado un minuto de silencio en las puertas de acceso a todas las dependencias municipales como muestra de repulsa y condena por los atentados ocurridos en Cataluña y en señal de solidaridad con las víctimas y su familia.