El Ayuntamiento diseña, en colaboración con estudiantes de Bellas Artes, proyectos con un impacto positivo y directo en la vida personal y social de la ciudadanía. La última de las propuestas consistió en cinco itinerarios con visitas guiadas a cinco museos de la ciudad, una forma de vincular una actividad saludable (caminar) con otra cultural

El organismo autónomo Madrid Salud ha desarrollado, en colaboración con la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense, varios proyectos llevados a cabo con colectivos de población reales y que muestran las posibilidades del arte como herramienta en la promoción de la salud entre la ciudadanía. Los resultados revelan el impacto directo y positivo que los proyectos comunitarios vinculados con la creación artística tienen en la vida personal y social de quienes participan.

Una de las propuestas artísticas, “Un salón para todos”, ideada por Alicia Roy, estudiante de grado en Bellas Artes, para promover la participación de los adolescentes en los programas del Centro Madrid Salud (CMS) de Usera, consistió en la creación de mobiliario para una de las salas de espera de este equipamiento municipal. Primero se realizó una recogida de muebles en el barrio y después se organizaron talleres de restauración, fotografía y retrato. El proyecto implicó a estudiantes, adolescentes del barrio y profesionales del CMS.

Por una vida normalizada

Otro de los proyectos fue pensado para personas con funcionamiento intelectual límite, recurriendo al museo, en este caso, el Thyssen Bornemisza, como vehículo de experiencia en hábitos saludables. Su autora, Silvia Siles, estudiante de master, diseñó talleres que incidieron en la responsabilidad de la propia salud y sirvieron además para detectar otros aspectos que afectan a este colectivo. Además de estudiantes y profesionales del museo, se implicaron el Centro de Promoción de Hábitos Saludables de Madrid Salud y la asociación ADISLI, que trabaja por la socialización de las personas con discapacidad intelectual ligera o inteligencia límite, facilitándole los apoyos necesarios a lo largo de su vida para que puedan llevar una vida lo más normalizada posible.

Acuarela contra la depresión

Con el lema “Agua y color visitan Usera”, la estudiante Adelaida Larraín presentó un programa de tres meses basado en la técnica de la acuarela, dirigido aun grupo de mujeres en situaciones de riesgo de depresión. En las  sesiones se trabajó en los conceptos de lo cotidiano y lo íntimo con el objetivo de impulsar el bienestar personal y potenciar una red de colaboración y apoyo. El proyecto, en el que colaboraron los profesionales del CMS de Usera, culminó en dos exposiciones colectivas con las obras resultantes.

También en Usera se desarrolló la propuesta “Prácticas performativas”, dirigida a mujeres adultas en diferentes situaciones de vulnerabilidad con el reto de trabajar en el empoderamiento de las participantes. En un contexto de promoción de la salud, se diseñó y evaluó, a lo largo de 4 meses, un programa en el que este grupo de mujeres intervino activamente como creadoras de  performances.

Gente que camina

Aprovechando las rutas WAP (Walking People/Gente que Camina) señalizadas por el Ayuntamiento de Madrid, estudiantes, profesores e investigadores universitarios diseñaron cinco itinerarios con visitas guiadas a cinco museos de la ciudad. Es una forma de vincular una actividad saludable (caminar) con una actividad cultural (visitar un museo), al tiempo que los participantes redescubren la ciudad mediante recorridos artísticos que generan otro tipo de experiencias significativas en museos. Además de los profesionales especialistas en promoción de la salud de Madrid Salud, han colaborado funcionarios de las Áreas de Urbanismo, Medio Ambiente y Deportes

Está previsto que durante este curso 2016/2017 los proyectos tengan un mayor desarrollo y extensión, en el marco de la nueva estrategia municipal de salud comunitaria “Barrios saludables”, encuadrada en el plan “Madrid, Ciudad de los Cuidados”.