Luna

Twittera, community manager y bloguera de moda.

Así es, Luna administra cuentas en diversas redes sociales, pero últimamente se ha dedicado en cuerpo y alma a Twitter, consiguiendo alcanzar la cifra de un millón de followers, por lo que numerosas firmas internacionales se han interesado en ella para que sea la nueva imagen de sus futuros proyectos.

Todo comenzó cuando Luna tenía un año. Descubrió gracias a una amiga el mundo de la moda y se dio cuenta de que realmente lo que le gustaba era arreglarse y sentirse guapa. Incluso llegó a tener una seria obsesión con la purpurina y las pezuñas de gel. Su amiga la animó a escribir y compartir sus gustos a través de un blog y de las redes sociales. Al poco tiempo de inaugurar sus perfiles, cayó en la cuenta de que sus consejos y sus publicaciones enganchaban a la gente y que cada vez era mayor el número de personas que las leían. Al cabo de un año su blog recibía una media de cien mil visitas al día, muchas de ellas desde lugares tan remotos como Shangai, Doha o Las Pedroñeras.

Hoy en día, con tan sólo cuatro años, ha revolucionado tanto el mundo de la moda como internet. Tiene, incluso, su propio club de fans: “Las Luniers”, amantes del estilo medidamente desaliñado que le gusta lucir a Luna.

En su trayectoria cabe destacar apariciones en la “Cibeles Fashion Guau” de Madrid y un increíble éxito con su página web “Vistiendo con Luni”. La fama y admiración que está adquiriendo le han brindado la oportunidad de escribir un libro -de próxima publicación- con el que ladrar a los cuatro vientos su experiencia en un mundo en el que las envidias y las pashminas se mezclan a partes iguales.

Si es que esta perrita lo tiene todo, tan capaz es de llevar tu página web como de asesorarte y obligarte a cambiar de ropa tantas veces como sea necesario para que salgas ideal a la calle. Y recuerda: apuesta siempre por la elegancia del negro y dorado de Luna.

¿Quieres seguir construyendo la historia de Luna? Adóptala aquí.

By | 2018-02-01T11:25:47+00:00 mayo 13th, 2016|Un animal una historia|1 Comment

One Comment

  1. María 27 mayo, 2016 at 20:48 - Reply

    Muy buena idea la de los relatos. Espero que Luna encuentre su familia pronto; ningún perro se merece ser abandonado.

Leave A Comment