Los mayores también aprendemos a salvar vidas

/, Temas de salud, T_prevencion/Los mayores también aprendemos a salvar vidas

Los mayores también aprendemos a salvar vidas

Además de conocimientos teóricos los participantes toman parte en ejercicios prácticosAdemás de conocimientos teóricos los participantes toman parte en ejercicios prácticos

Entre las personas mayores, los accidentes suponen la quinta causa de morbilidad y séptima de mortalidad. Aproximadamente el 80% de los accidentes se producen en la “esfera privada” es decir en el hogar y en las actividades de tiempo libre.

El tipo más frecuente de accidente en todas las edades es la caída en el mismo nivel. La frecuencia de caídas aumenta con la edad, considerándose a los mayores de 65 años como un colectivo de riesgo para este tipo de accidente. El interés en este grupo de población deriva, fundamentalmente, de su elevado índice de mortalidad. Entre los mayores de 65 años las caídas representan la primera causa de muerte por lesiones accidentales y la séptima causa general. El elevado porcentaje de limitación en la capacidad funcional que producen, representa a menudo el inicio de la invalidez y, por tanto, de la dependencia y del gran coste socioeconómico que comportan.

Los profesionales del Centro Madrid Salud de Chamberí, sensibles a esta realidad han impartido Talleres de Educación para la Salud en los centros de mayores de Santa Engracia y de Sagasta y en el centro cultural de Blasco de Garay. Los talleres constan de cinco sesiones, de frecuencia semanal y se aplica una metodología basada en el aprendizaje significativo, estructurado y muy participativo.

Estos talleres se han centrado en la prevención de caídas en el anciano y en la actuación ante traumatismos, atragantamientos y pérdida de conocimiento, con simulación de casos prácticos con maniquíes.

Esta actividad ha sido muy bien aceptada por los mayores. Es de reseñar el interés y la necesidad de aprender que manifestaron las personas que están al cuidado de sus nietos, para así poder resolver cualquier percance que se les pueda presentar con los más pequeños.

En los talleres han participado 164 personas mayores, de edades comprendidas entre los 61 y los 82 años, el 88% eran mujeres. De ellos el 24% tenían a su cargo el cuidado de sus nietos.

Gráfico 1. Total de participantes, número de mujeres, hombres y de cuidadores

Total de participantes, número de mujeres, hombres y de cuidadores

A los participantes se les pasó un cuestionario de conocimientos al inicio y al final del taller. La puntuación media de los participantes que al inicio fue de 3,6 más o menos 1,4 puntos, aumentó hasta 7,9 más o menos 1,5 puntos (p‹0,01) al final del taller, lo que se muestra en el gráfico siguiente.

Gráfico 2. Puntuación media de los participantes al inicio y al final del taller

Puntuación media de los participantes al inicio y al final del taller

Asimismo, los participantes realizaron una encuesta de satisfacción: Se sintieron más capacitados para actuar en 4,2 más o menos0,2 puntos y recomendarían el curso a otras personas en 4,9 más o menos 0,1 puntos, ambos resultados en una escala del 1 al 5.o menos

María José Sastre. Médico.
Luís Miguel García. Enfermero.
Centro Madrid Salud de Chamberí

By | 2018-02-01T11:25:35+00:00 junio 16th, 2016|Prevención, Temas de salud, T_prevencion|0 Comments

Leave A Comment