Introducción

Los edulcorantes son un tipo de aditivos utilizados para dar sabor dulce a los productos alimenticios.También se pueden utilizar como edulcorantes de mesa.Pueden ser naturales o artificiales (sintéticos), y se caracterizan por proporcionar sabor dulce al alimento, pero con un poder energético insignificante, careciendo por tanto de valor nutritivo.El actual interés de la población por controlar su peso hace que los aditivos edulcorantes se utilicen frecuentemente en los países industrializados.

Tipos de edulcorantes

Dentro de los aditivos edulcorantes, éstos pueden ser naturales, como el sorbitol (que es un azúcar-alcohol con un poder edulcorante cercano al 50% del de la sacarosa) y artificiales, como la sacarina, el ciclamato, el aspartamo, el acesulfamo y la sucralosa.

Utilización de los edulcorantes

El R.D. 2002/1995, de 7 de diciembre (B.O.E. 12/01/96) y sus modificaciones posteriores, recoge en su anexo los edulcorantes que pueden utilizarse para la venta directa al consumidor final y enumera los productos alimenticios en los que pueden incluirse edulcorantes así como sus condiciones de utilización. Asimismo, salvo en aquellos casos en los que se disponga específicamente lo contrario, está prohibida la utilización de edulcorantes en los productos alimenticios destinados a los lactantes o a los niños de corta edad. La Recomendación 78/358/CEE de la Comisión de la Unión Europea va en la misma dirección, estableciendo que no debería utilizarse la sacarina en la preparación de elementos especialmente destinados a los niños pequeños (hasta 3 años), y que habría que limitar la dosis de sacarina tomada por los niños y las mujeres embarazadas.

Etiquetado

Los edulcorantes de venta directa al consumidor final o edulcorantes de mesa deberán incluir en su etiquetado:

  • La mención “edulcorante de mesa a base de…” seguida del nombre o nombres de los edulcorantes que entren a formar parte de su composición.
  • La denominación de venta del producto, compuesta por el nombre con que figura en las listas positivas (en nuestro caso R.D. 2002/1995) y su número CE (por ejemplo, sacarina E-954).
  • Las condiciones específicas de conservación y de utilización, cuando sea necesario.
  • Las instrucciones de uso, en caso de que la omisión de las mismas no permitiese hacer uso apropiado del producto.
  • Identificación del lote de fabricación.
  • El nombre o razón social o la denominación y la dirección del fabricante o del envasador o de un vendedor establecido en la Unión Europea.
  • La cantidad neta.
  • El etiquetado de los edulcorantes de venta directa al consumidor final o edulcorantes de mesa que contengan polioles y/o aspartamo deberán incluir las siguientes advertencias: a)Polioles: “el consumo excesivo puede producir efectos laxantes”. b)Aspartamo: “constituye una fuente de fenilalanina”. c)Sal de aspartamo y acesulfamo: “contiene una fuente de fenilalanina”.

Declaraciones nutricionales en los productos alimenticios relacionados con los edulcorantes

Con la entrada en vigor del Reglamento (CE) 1924/2006, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de diciembre de 2006, relativo a las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos, se han establecido las declaraciones nutricionales que, bajo las condiciones fijadas por dicho Reglamento, podrán ser incluídas en el etiquetado, publicidad o presentación de los productos alimenticios. Así, en relación con el asunto que nos atañe, los productos alimenticios pueden presentar las siguientes declaraciones nutricionales:

  • BAJO VALOR ENERGÉTICO: Solamente podrá declararse que un alimento posee un bajo valor energético, así como efectuarse cualquier otra declaración que pueda tener el mismo significado para el consumidor, si el producto no contiene más de 40 kcal (170 kJ) por 100 g en el caso de los sólidos o más de 20 kcal (80 kJ) por 100 ml en el caso de los líquidos. Para los edulcorantes de mesa se aplicará un límite de 4 kcal (17 kJ) por porción, con propiedades edulcorantes equivalentes a 6 g de sacarosa (una cucharadita de sacarosa aproximadamente).
  • VALOR ENERGÉTICO REDUCIDO: Solamente podrá declararse que un alimento posee un valor energético reducido, así como efectuarse cualquier otra declaración que pueda tener el mismo significado para el consumidor, si el valor energético se reduce, como mínimo, en un 30%, con una indicación de la característica o características que provocan la reducción del valor energético total del alimento.
  • SIN APORTE ENERGÉTICO: Solamente podrá declararse que un alimento carece de aporte energético, así como efectuarse cualquier otra declaración que pueda tener el mismo significado para el consumidor, si el producto no contiene más de 4 kcal (17 kj) por 100 ml. Para los edulcorantes de mesa se aplicará un límite de 0,4 kcal (1,7 kJ) por porción, con propiedades edulcorantes equivalentes a 6 g de sacarosa (una cucharadita de sacarosa aproximadamente).
  • BAJO CONTENIDO DE AZÚCARES: Solamente podrá declararse que un alimento posee un bajo contenido de azúcares, así como efectuarse cualquier otra declaración que pueda tener el mismo significado para el consumidor, si el producto no contiene más de 5 g de azúcares por 100 g en el caso de los sólidos o 2,5 g de azúcares por 100 ml en el caso de los líquidos.
  • SIN AZÚCARES: Solamente podrá declararse que un alimento no contiene azúcares, así como efectuarse cualquier otra declaración que pueda tener el mismo significado para el consumidor, si el producto no contiene más de 0,5 g de azúcares por 100 g o 100 ml.
  • SIN AZÚCARES AÑADIDOS: Solamente podrá declararse que no se han añadido azúcares a un alimento, así como efectuarse cualquier otra declaración que pueda tener el mismo significado para el consumidor, si no se ha añadido al producto ningún monosacárido ni disacárido, ni ningún alimento utilizado por sus propiedades edulcorantes. Si los azúcares están naturalmente presentes en los alimentos, en el etiquetado deberá figurar asimismo la siguiente indicación: «CONTIENE AZÚCARES NATURALMENTE PRESENTES»
  • LIGHT/LITE (LIGERO): Las declaraciones en las que se afirme que un producto es «light» o «lite» (ligero), y cualquier otra declaración que pueda tener el mismo significado para el consumidor, deberán cumplir las mismas condiciones que las establecidas para el término «contenido reducido»; asimismo, la declaración deberá estar acompañada por una indicación de la característica o características que hacen que el alimento sea «light» o «lite» (ligero).

Bibliografía

  • QUÍMICA DE LOS ALIMENTOS. 2ª edición. Belitz. Grosch. Edit. Acribia.
  • Real Decreto 3177/83, modificado por R.D. 1339/1998 y R.D. 1111/1991, por el que se aprueba la reglamentación Técnico-sanitaria de aditivos alimentarios.
  • Real Decreto 2002/1995, de 7 de diciembre, por el que se aprueba la lista positiva de aditivos edulcorantes autorizadas para su uso en la elaboración de productos alimenticios, así como sus condiciones de utilización (B.O.E. de 12/01/1996) y modificaciones posteriores.
  • Reglamento (CE) 1924/2006, de 20 de diciembre, relativo a las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos (DOCE de 30/12/2006).
  • Recomendación (358/19787/CE) sobre la utilización de la sacarina como ingrediente alimentario y su venta en forma de comprimidos al consumidor final.