La alcaldesa, Manuela Carmena, ha visitado hoy el Centro de Protección Animal con motivo del décimo aniversario de su apertura. Además de la entrega de premios a las protectoras que colaboran con el CPA, el Ayuntamiento ha avanzado la próxima apertura en El Retiro del Centro de Adopción de Mascotas

Dos buenas noticias han enmarcado hoy la conmemoración del décimo aniversario del Centro de Protección Animal (CPA) que ha presidido la alcaldesa de  Madrid, Manuela Carmena: en primer lugar, la apertura antes de fin de año, y en colaboración con las entidades protectoras, del Centro de Adopción y Sensibilización de tenencia responsable de animales de compañía, que se ubicará en la Casita del Pescador del Parque del Retiro, y en segundo lugar, la próxima puesta en marcha del Centro de Gestión Integral de Colonias de Gatos Urbanos, en la Casa de Campo, que facilitará su recogida y esterilización. La alcaldesa, que ha subrayado el buen trabajo de los profesionales del CPA, ha estado acompañada en esta celebración por el delegado de Salud, Javier Barbero; la primera teniente de alcalde, Marta Higueras, y el gerente de Madrid Salud, Antonio Prieto, entre otras personalidades.

Gestionado por el organismo autónomo Madrid Salud, la inauguración en 2006 del Centro de Protección Animal (CPA) supuso un cambio radical en materia de protección y bienestar animal, y no sólo por la puesta en marcha de una infraestructura preparada para prestar en las mejores condiciones el servicio en materia de salud pública –control sanitario, registro y vigilancia de enfermedades transmisibles- sino también por dotar a su funcionamiento y actividades de los principios éticos y de total respeto que deben regir la convivencia entre personas y animales, además de dar respuesta a las expectativas y sensibilidad de la ciudadanía. A este respecto, próximamente iniciará también su andadura el Foro Municipal de Protección y Bienestar Animal de Madrid, en el que estarán, además del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, protectoras, expertos, universidades y otras entidades.

El CPA tiene casi 6.000 m2 construidos, otros 17.000 m2 de zonas verdes, capacidad para albergar a 350 animales en las mejores condiciones de protección y bienestar, y una inversión inicial que superó los 9,5 millones de euros.

De las 350 plazas, 200 son para perros, entre 100 y 130 para gatos y el resto para otras especies. Los alojamientos están equipados para responder a las necesidades fisiológicas y etológicas de cada especie, con espacios de esparcimiento individual y colectivo. Y dispone de una sala clínica con dos equipos quirúrgicos, instalaciones para diagnósticos por imagen (rayos X y ecografía) y laboratorio; un dispositivo de transporte adaptado para la recogida de animales; un Servicio Veterinario Municipal de Urgencia (SEVEMUR) para el rescate y atención las 24 horas todos los días del año de animales  abandonados o heridos, y un numeroso colectivo de voluntarios que colabora activamente para favorecer la socialización de los animales y promover su adopción.

5.936 ingresos en 2015
En 2015 ingresaron 5.936 animales en el CPA: 2.357 perros, 2.604 gatos y 975 de distintas especies. De ellos, fueron adoptados o recuperados por sus dueños 1.919 perros (el 81% de los ingresados); 647 gatos, incluyendo los soltados en colonias controladas (25% de los ingresos), y 628 animales de otras especies, incluyendo los silvestres con los que se ha procedido a su suelta (69% de los ingresos).

Respecto a las adopciones, se han incrementado notablemente gracias al portal específico en Internet en el que se presenta una parte de los animales disponibles: en 2015, se adoptaron 636 animales vía Internet, una cifra que supone el 99% de los expuestos.

Por otro lado, el pasado año se esterilizaron 1.006 animales, el 68% perros, el 28% gatos y un 3%, de otras especies.

Reconocimientos a protectoras
Con motivo de este aniversario, el Ayuntamiento ha reconocido la labor de la Asociación Galgos sin Fronteras, del Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (GREFA) y de la Fundación El Buen Samaritano por su lucha contra el maltrato animal, su trabajo en la recuperación de especies en extinción y su labor social, respectivamente, y a las tres entidades por su impagable y generosa colaboración con el CPA.