Los objetivos son favorecer la adquisición de hábitos nutricionales saludables y promover la socialización para afrontar los problemas asociados al envejecimiento, a las enfermedades crónicas y al aislamiento social.

El cuidado en común de un huerto favorece la socialización y la capacitación asociadas a la promoción de la salud. Las experiencias previas muestran que la adquisición de hábitos saludables en nutrición se facilita con la comprensión y control de los procesos de cultivo de vegetales comestibles y ornamentales.