Existen en la actualidad multitud de aparatos para corrección en ortodoncia, según las edades de los niños y los problemas. Cada ortodoncista está más familiarizado con algunos de ellos, pero todos pueden ser igualmente válidos, si están adecuadamente indicados.