La velocidad de recambio dentario suele tener un fuerte componente genético y hereditario. Si la dentición de leche fue tardía en su aparición también lo serán los dientes permanentes, además se suelen encontrar antecedentes en padre o madre de retrasos en la erupción dentaria. Hay que decirles a los niños que el “ratón Pérez” mas lento o más rápido viene 20 veces para todos, excepto casos de agenesias (dientes que faltan) o dientes incluidos.