La falta de recursos económicos no le exime de la sanción, pero puede solicitar el fraccionamiento o aplazamiento de la sanción a partir de 300 euros de sanción . En caso de ser insolvente será  la Agencia Tributaria la que comprobará su insolvencia y procederá en consecuencia.