Si. La bacteria Salmonella, presente en el tracto intestinal del ser humano y los animales, incluidas las gallinas, puede contaminar los huevos durante la puesta. Una tortilla poco cuajada es un alimento en el que el tratamiento térmico no ha sido lo suficientemente alto para destruir la posible contaminación por la bacteria. Si posteriormente se conserva a temperatura ambiente, se favorece la multiplicación de las bacterias, que pueden llegar a alcanzar un número lo suficientemente elevado como para causarnos la enfermedad si la consumimos.