Los molares de leche no solo sirven para comer, también son la guía de la erupción de los dientes definitivos, además si los molares temporales se pierden antes de lo que sería su exfoliación normal, se puede perder espacio para la buena colocación de la dentición definitiva.