Hasta los seis meses, puede pasar una gasa humedecida en agua para retirar los restos de leche de las encías del bebé.

Desde los seis meses hasta los dos años, cepille dos veces al día los dientes de su hijo sin pasta, hasta que compruebe que puede escupirla, el contenido de flúor será inferior a 500 ppm y la cantidad de pasta como una lenteja.

Entre los dos y seis años, lave los dientes de su hijo dos veces al día, poniendo  en el cepillo una bolita del tamaño de  un guisante de  pasta que contenga de 1000 a 1450 ppm de flúor.

En mayores de 6 años, lave los dientes de su hijo dos veces al día, con pasta de dientes con 1450 ppm de flúor, la cantidad de pasta sigue siendo como un guisante.

Debe revisar el cepillado de sus hijos al menos hasta los 10 años, realizándolo con ellos una vez al día