La superpoblación canina y felina es un problema grave hoy en día en nuestra sociedad. La reproducción descontrolada conduce inexorablemente al aumento progresivo del número de animales y posterior abandono de la mayoría de ellos. La educación en el respeto y la convivencia con los animales es fundamental a la hora de buscar soluciones a este problema, así como la toma de conciencia por parte del ciudadano respecto a la necesidad de esterilizar, o al menos controlar la reproducción de, sus mascotas. Desde Madrid Salud se está realizando un gran esfuerzo para inculcar al ciudadano la necesidad de ejercer una tenencia responsable de nuestros animales, aportando para ello todos los medios de los que se dispone.

El actual objetivo de entregar esterilizados a sus nuevos propietarios el 20 % de los perros y el 75 % de los gatos adoptados, nos obligan a realizar un enorme esfuerzo material y humano en tal sentido.

¿EN QUÉ CONSISTE LA ESTERILIZACIÓN DE UN ANIMAL DE COMPAÑÍA?

Se trata de un procedimiento quirúrgico sencillo, diferente en macho y en hembras, por el que se retiran sus órganos reproductores.

MACHOS: La orquiectomía consiste en la extirpación de los testículos, con lo se suprime la formación de espermatozoides y de las hormonas masculinas relacionadas con la reproducción (testosterona).

HEMBRAS: La ovariohisterectomía es la opción más recomendable. Esta técnica consiste en la extirpación de ovarios y útero, eliminando la producción de óvulos, de las hormonas femeninas y la aparición de los ciclos reproductivos.

Ambas intervenciones quirúrgicas se realizan bajo anestesia general, con un riesgo mínimo, no precisan hospitalización y la recuperación total del animal se produce en 2 ó 3 días.

El control de la reproducción también se puede llevar a cabo médicamente mediante la utilización de preparados hormonales, orales o inyectables. Sin embargo su efecto es sólo temporal, lo que supone tratar a las hembras en cada uno de sus celos. También hay que destacar que su administración está asociada a una serie de efectos secundarios tales como piómetra o tumores mamarios, por lo que no se recomienda su utilización durante largos periodos de tiempo.

La esterilización comporta una serie de BENEFICIOS, tanto para el ciudadano como para nuestros animales, que pueden resumir en los siguientes:

A nivel colectivo: La esterilización de los animales de compañía es el método más eficaz de controlar su reproducción, como herramienta imprescindible para evitar las situaciones de la superpoblación, previniendo las gestaciones y camadas no deseadas que, a su vez, pasar a engrosar el número de animales abandonados que llegan a los centros de acogida. De igual manera contribuye a mejorar la convivencia ciudadana en materias relacionadas con la presencia de animales, evitando determinadas conductas no deseadas que pueden llegar a resultar molestas.

A nivel individual: Los efectos positivos que revierten en la salud del animal son los siguientes:

En las hembras:

  • Evita las complicaciones de salud que se pueden producir durante la gestación, parto y postparto.
  • Evita la pseudogestación, o embarazo psicológico, que puede producir mastitis por el acúmulo de leche de las glándulas mamarias.
  • Disminuye la incidencia de tumores mamarios. Si se realiza una ovariohisterectomía (extirpación de ovarios y útero) a edad temprana, incluso antes del primer celo, se elimina casi por completo el riesgo de padecer tumores mamarios en perras y gatas.
  • Evita las frecuentes patologías que afectan al aparato reproductor de las hembras: piómetras, quistes ováricos, torsión uterina, prolapso de útero, tumores, etc.
  • Evita el celo y los problemas asociados al mismo: no atraen a los machos, desaparece la ansiedad típica de este período, tan frecuente en las gatas (maullidos y vocalizaciones continuas), y en el caso de las perras, no manchan en casa.
  • Evita la tendencia a escapar de casa cuando entran en celo.

En los machos:

  • Evita patologías como los tumores testiculares o la torsión testicular y reduce el riesgo de padecer afecciones de próstata. Estas afecciones son muy frecuentes en perros machos sin castrar mayores de 5 años.
  • Disminuye la agresividad por dominancia sexual.
  • Evita el marcaje con orina, especialmente en los gatos.
  • Evita la tendencia a escapar de casa tras una hembra en celo.

MITOS Y LEYENDAS DE LA ESTERILIZACIÓN

Existe una amplia difusión de múltiples MITOS y LEYENDAS sobre este tema, frente a los que resulta necesario proporcionar información veraz que permita desterrar los recelos de los propietarios ante esta intervención:

Mito 1: Esterilizar priva a los animales de su vida sexual. Realidad: Hasta donde se sabe, los perros y gatos no se sienten tristes al no poder reproducirse. La hembra solo acepta al macho cuando está en celo, es decir, cuando su cuerpo presenta una exigencia hormonal y tiene posibilidades de quedar preñada. Fuera de esta situación puede rechazar al macho de forma muy agresiva, lo que evidencia que para ella no existe una situación de placer relacionada con el sexo, sino una situación de necesidad hormonal. De igual forma el macho sólo busca hembras cuando recibe una información química de que hay una hembra en celo en las proximidades.

Mito 2: Las hembras deben tener al menos una camada.

Realidad: Esta afirmación no es cierta. Estamos hablando de procesos hormonales y químicos, por lo que si están castradas no tendrán ninguna necesidad de reproducirse, y por lo tanto tampoco tendrán embarazos psicológicos ni stress o ansiedad estacional.

Mito 3: Afecta a su personalidad.. Realidad: La castración puede calmar a un animal excitado, reducir la agresividad y otras conductas relacionadas con el sexo pero no influye en la verdadera personalidad del animal.

Mito 4: los animales castrados tienen a ganar peso con facilidad.

Realidad: Después de la castración la actividad metabólica puede verse ligeramente disminuida, sin embargo tiene mayor influencia sobre el animal una vida sedentaria y una alimentación inadecuada. Prestando atención a estos dos factores se puede controlar el peso con facilidad.

Mito 5: No hay problema para encontrar un hogar a los cachorros..

Realidad: Los cachorros probablemente se coloquen mejor que los perros adultos, pero hay que recordar que los centros de acogida están llenos de perros sin hogar, que seguramente fueron adquiridos cuando eran cachorritos y al crecer fueron abandonados. El objetivo no es solo encontrar un dueño, sino encontrar un dueño responsable, que adquiera un animal siendo conocedor de todo lo que conlleva, y que sea consciente de que un animal es para toda la vida.

Esterilizar a tu mascota es la decisión más responsable que puedes tomar ya que beneficias su salud y al mismo tiempo das un paso responsable hacia la protección de los animales evitando la sobrepoblación y su sufrimiento.