Con la celebración del DÍA MUNDIAL DE LA SEGURIDAD ALIMENTARIA, se pretende incrementar la concienciación sobre la amenaza a nivel mundial que representan las enfermedades que son transmitidas por los alimentos, así como reforzar e impulsar que la industria alimentaria, los gobiernos y los consumidores en general, realicen un mayor esfuerzo para que los alimentos sean seguros y se puedan evitar las enfermedades que actualmente transmiten.

La seguridad de los alimentos es un aspecto esencial de la salud pública que afecta y preocupa a todas las personas

En la actualidad, la calidad, seguridad e higiene de los alimentos han cobrado una especial dimensión y protagonismo en todos los países industrializados, hasta el punto de convertirse en prioridad de carácter nacional, creando organismos con competencias específicas en la materia y aprobando nuevas legislaciones al respecto.

La protección efectiva del derecho a la seguridad alimentaria de mujeres y hombres, requiere de un enfoque integral que contemple los riesgos asociados a la alimentación desde la granja a la mesa, y que considere todas las perspectivas posibles.

Por ello, el Ayuntamiento de Madrid tiene en marcha distintos proyectos encaminados a aumentar la seguridad de los alimentos, constituyendo desde hace años una línea prioritaria de actuación.