Datos de localización y contacto

Dirección: Avda de la Felicidad, 17. Madrid 28041.

Teléfonos: +34 91 588 87 80 / +34 91 480 10 40

E-mail: mspbucodental@madrid.es

Transporte:

Bus: 22, 23, 59, 85, 79 y 123
Metro: Ciudad de los Ángeles
Renfe: Villaverde Bajo

Horario de atención al público

De 8:30 a 15 horas

Actividades de los centros de salud bucodental

A los niños incluidos en el Programa de Salud Bucodental en la Escuela, se les ofrece la posibilidad de asistir al Centro Bucodental de referencia, para complementar de este modo las actividades preventivas llevadas a cabo en la escuela.

La visita al centro es concertada por teléfono y acude el niño acompañado de sus padres. Nos parece de vital importancia la presencia de los padres por una doble vertiente:
Por un lado incluimos y responsabilizamos a los padres del niño en el mantenimiento de la salud bucodental de sus hijos desde un punto de vista de prevención primaria, influyéndoles para que modifiquen aquellos hábitos negativos para la salud bucodental de sus hijos (consumo excesivo de dulces, mala higiene, succión digital, etc.), reforzar o adquirir hábitos saludables (buena higiene, uso de la seda dental, uso del flúor, etc.).

Por otra lado es imprescindible la presencia de los padres para informarles del estado de salud de la boca de sus hijos.

Mediante la asistencia al gabinete odontológico podemos llevar a cabo una exploración exhaustiva de la boca de los escolares para determinar y diagnosticar precozmente (prevención secundaria) todas aquellas patologías que requieran tratamiento, ya que la detección precoz de caries y malposiciones permite mejorar su pronostico.

Está ampliamente demostrada la necesidad de individualizar los casos incluso en los programas comunitarios, ya que aunque se consigue disminuir la prevalencia de caries, siempre quedará un grupo de población de alto riesgo cariogénico que seguirán desarrollando un gran número de lesiones cariosas Por tanto la fase preventiva llevada a cabo en los Centros permite una mayor comprensión e integración y un compromiso de los padres en el mantenimiento de la salud bucodental de sus hijos y la detección de pacientes de alto riesgo, permitiendo la individualización del caso con la instauración de las medidas extraordinarias (mayor frecuencia de fluorizaciones, revisiones más frecuentes, etc) que se consideren oportunas.

La sistemática de la visita al Centro incluye los siguientes puntos:

informando a éstos de los objetivos que se pretenden y de las actividades que se van a realizar en el gabinete dental. Así mismo, los padres rellenan una ficha con los datos y antecedentes médicos del niño.
Caries
Malposiciones y maloclusiones
Partes blandas, alteración de encías, etc.
Otras posibles lesiones (traumatismos, etc)
Este procedimiento tiene como finalidad comprobar los resultados del cepillado dental. Se utilizan sustancias reveladoras de placa.

– Mediante un espejo se observa que superficies han sido teñidas por el colorante, lo cual indica que no han sido bien cepilladas. Esta técnica se aconseja al niño que la utilice al menos, una vez por semana hasta conseguir un correcto cepillado.

Se entrega a los padres junta con las hojas de filiación y antecedentes otra ficha que es para la evaluación de la dieta, en ella los padres registran los alimentos y cantidades que diariamente como norma ingieren sus hijos.

Así podemos valorar el número de momentos de azúcar a lo largo del día y el tipo de alimentos cariogénicos ingeridos.

Existe una evidencia clara de la relación entre consumo de azúcar y caries dental por ello se aconseja:

– Recomendar la limitación, tanto en cantidad como en la frecuencia, del consumo de azúcar y procurar que la ingesta se realice, en la medida de lo posible, a las horas de las comidas

– Evitar el consumo de alimentos cariogénicos entre comidas y sobre todo antes de acostarse, si no va seguido de un correcto cepillado de dientes.

– Indicar la presencia de azúcar en productos que parecen no contenerlos, como refrescos, colas, yogures de frutas, “ketchup”, cereales de desayuno, miel, etc.

– Tener en cuenta la consistencia física de los alimentos, siendo mucho más cariogénicos los adherentes (las bebidas azucaradas son menos cariogénicas que las confituras y dulces).

– Introducir cambios en los hábitos dietéticos, permitiendo la ingesta moderada de aquellos alimentos dulces que el niño prefiere especialmente, evitando prohibiciones absolutas y ofreciendo alternativas aceptables.

Por su constitución anatómica los hoyos y fisuras de los molares son zonas susceptibles de retención de placa bacteriana, difícil de limpiar con el cepillo y por tanto propicias para iniciar la caries dental.

Black fue el primero en hacer notar que casi el 50% de las caries en dentición permanente asientan en las caras triturantes u oclusales.

Actualmente hay estudios que aumentan ese valor hasta un 80% de tal manera que si aplicamos selladores en estas superficies evitaremos la gran mayoría de caries.

Es importante insistir en la diferencia de mantener dientes sanos, como con los selladores a dientes tratados mediante obturaciones o empastes.

No tiene sentido en nuestros días la no utilización de un sistema comodo, fácil, económico y sin riesgos para la prevención de caríes dental

La aplicación de geles o barnices de flúor está considerada como una medida preventiva fundamental en los programas de salud bucodental por su eficacia  y bajo coste.

Es bien aceptada por los niños y fácil de realizar.

A todos los niños que acuden a los centros se les realiza una ficha y se les pide que vuelvan a los 6 mese o 1 año, según criterio del estomatólogo, de modo que se les sigue revisando hasta los 14 años.

Esto es fundamental porque se controla todo el periodo eruptivo de piezas definitivas con lo cual se puede orientar acerca del tratamiento conveniente a los niños que presentan alteraciones o patologia.

Tambien se orienta a los padres en los casos necesarios de conveniencia de un tratamiento de ortodoncia y del momento más adecuado para visitar al especialista.

¿Qué debes saber sobre….?

La caries dental es una de las enfermedades infecciosas de mayor prevalencia en el mundo , millones de personas la padecen, y aunque su incidencia en la población de los países desarrollados está disminuyendo, sigue constituyendo uno de los principales problemas de salud pública mundial. Esta enfermedad consiste en una destrucción progresiva del diente, que aunque inicialmente no se aprecia , si no se instauran medidas preventivo-terapeúticas termina con la pérdida del mismo.

¿POR QUE SE ORIGINA LA CARIES?

La caries es una enfermedad multifactorial, es decir , es debida a variosfactores que confluyen a la vez. Para que se desarrolle la caries dental son necesarios tres factores mantenidos en el tiempo denominados Triada Etiológica de Keyes

Un hospedador susceptible (el diente)
Bacterias (la placa bacteriana)
Un substrato adecuado suministrado por la dieta, carbohidratos que sirven de fuente de energía a los microorganismos de la placa.
Los microorganismos de la placa bacteriana, se nutren de los azúcares suministrados por la alimentación, dando lugar a ácidos orgánicos que son los responsables de iniciar la desmineralización (salida de calcio) del diente.

PLACA BACTERIANA. PLACA DENTAL.

Es una acumulación blanda, no calcificada de bacterias y sus productos adheridos al diente, y no está formada exclusivamente por restos alimenticios.

Características de la placa:

no puede ser facilmente removida por enjuagues o un simple chorro de agua por eso es necesario un buen cepillado para eliminarla , y no es suficiente enjuagarse.

la comunidad microbiana es compleja ,es decir , está formada por distintos tipos de bacterias , los principales gérmenes productores de la caries son el estreptococo mutans y el lactobacillus.

¿DÓNDE APARECE LA CARIES DENTAL?

La caries dental, se desarrolla preferentemente en zonas donde hay mayores acúmulos de placa bacteriana y en donde los mecanismos de autolimpieza, los que se llevan a cabo con la masticación con el concurso de la saliva y los métodos de control de placa bacteriana (cepillado, uso de seda dental, cepillos interproximales) son menos efectivos.
Las lesiones de caries, suelen iniciarse en:
1.- Fosas y fisuras de dientes posteriores.
2.- Superficies proximales,:son aquellas caras del diente en contacto con el diente vecino. La lesión aparece en los puntos de contacto o debajo de ellos

¿CÓMO SE TRATA LA CARIES DENTAL?

El mejor tratamiento es la prevención, es decir aplicar medidas para evitar que la caries aparezca. Si esto no es posible, es importante el instaurar un tratamiento precoz, ya que la caries es una enfermedad progresiva que terminará por destruir el diente.Si la lesión afecta solo a la parte más superficial del diente se tratará con una obturación, (empaste)de amalgama o resina compuesta (composite).Si la lesión alcanza la pulpa dental, será necesario llevar a cabo tratamientos más complejos como la endodoncia, que consiste en la extirpación del tejido pulpar  y la posterior obturación de los conductos radiculares.En casos extremos puede ser necesario la extracción dental

El blanqueamiento es un tratamiento dental cosmetico. Siendo estrictos podemos decir que se trata de un aclaramiento de los dientes, debido a esto sus resultados son muy naturales ya que se logra una paulatina y progresiva mejoría de la tonalidad de los dientes, siempre de forma natural, esta mejora se logra sin ningún tipo de alteración en la forma ni en la estructura dental,  siempre partiendo del tono o color inicial.

Los tratamientos de blanqueamiento se pueden considerar inocuos siempre que estén prescritos, realizados y supervisado por un médico-dentista u odontologo.

No se recomienda en dientes muy jóvenes, debido a la gran porosidad de los mismos, no se deberían realizar antes de los 18 años.

Otras limitaciones son los dientes coloreados por tratamientos antibióticos como tetraciclinas (coloración en bandas grises o azuladas) estos dientes son muy resistentes a los blanqueamientos pero en algún caso se consigue una cierta mejoría.

En los casos en que existen tratamiento previos de los dientes anteriores como empastes, fundas, puentes, etc. Hay que tener en cuenta que el blanqueamiento no tiene efecto ninguno sobre este tipo de restauraciones. Estos obliga a realizar en una primera fase el blanqueamiento,  para proceder posteriormente a las sustitución de las restauraciones por unas de color parecido al conseguido al final del tratamiento. Siempre se aconseja esperar unos 15 días a que el color obtenido se estabilice.

Los tratamientos generalmente consisten en una primera sesión en la que se inicia el blanqueamiento en la clínica con un gel consistente en peróxido de hidrogeno o de carbamida, estos geles liberan oxigeno que penetra por la dentina haciendo una limpieza profunda de la misma. Posteriormente se suele seguir en casa con el uso de una fundas de plastico hechas a medida,  en las que el propio paciente deposita una pequeña cantidad de líquido blanqueador. Debido al aumento de la porosidad de las piezas es normal tener cierta sensibilidad a los líquidos fríos o muy calientes. Dicha sensibilidad suele ser transitoria y cesa al terminar el tratamiento.

En las últimas décadas se ha producido un incremento en la incidencia y mortalidad por cáncer oral en todo el mundo.
La detección precoz es el factor fundamental para mejorar la supervivencia, pero desafortunadamente el diagnóstico de cáncer oral se realiza generalmente en estadios avanzados de la enfermedad (estadio III o IV) y la consecuencia es un pronóstico malo y una morbilidad y mortalidad altas.

El cáncer oral es más frecuente en hombres que en mujeres.
Afecta principalmente a mayores de 40 años, pero puede aparecer también en personas más jóvenes.
Las zonas de la cavidad bucal más frecuentemente afectadas son los labios y la lengua, pero también puede aparecer en mucosa que recubre las mejillas, en el suelo de la boca, en encías, en el paladar.

Existen unos  factores de riesgo que suelen estar asociados a la mayoría de los casos de cáncer oral:

  • Consumo de tabaco
  • Consumo excesivo de alcohol
  • La excesiva exposición  al sol también es un factor de riesgo de cáncer labial

Otros factores relacionados son:

  • Infección con el virus del papiloma humano (VPH)
  • Irritación crónica causada por aristas agudas de dientes, prótesis mal adaptadas, obturaciones desbordantes
  • Higiene bucodental deficiente
  • Inmunosupresión crónica

En ocasiones el cáncer oral se desarrolla sobre lesiones pre-malignas (un tejido morfológicamente alterado en el cuál la aparición de cáncer es más probable), que pueden ser blanquecinas (leucoplasias), o enrojecidas (eritroplasias).

Clínicamente el cáncer oral puede aparecer como una úlcera de bordes indurados, o como una tumoración, generalmente indolora al principio aunque cuando el tumor está más avanzado puede producir ardor o dolor, y que puede estar acompañada de inflamación de los ganglios linfáticos del cuello.

El pronóstico y la supervivencia del paciente cambian radicalmente ante un diagnóstico precoz, por lo cual es importante acudir a un médico u odontólogo ante cualquier lesión en la cavidad oral que persista más de 2 semanas.
Para confirmar o descartar la presencia de cáncer oral será necesario realizar una biopsia.

Llamamos dieta a todo lo que comemos y bebemos, incluyendo los componentes no nutrientes.
Ladieta actúa en la salud oral. Influye en el desarrollo craneofacial, en la mucosa oral y en las enfermedades dentales. Entre ellas los defectos en el esmalte,  la enfermedad periodontal, y sobre todo la caries dental. Las enfermedades dentales pueden causar dolor y ansiedad,  no solo actuando en la capacidad para comer,  sino produciendo una disminución de la confianza en las relaciones sociales de la persona debido a los cambios estéticos que provoca. La caries dental es una enfermedad relacionada con la dieta. Una dieta normal es aquella que provee al organismo de los nutrientes esenciales para una buena salud utilizando una variedad de alimentos de cada grupo alimenticio en las cantidades recomendadas. Pirámide alimentaría propuesta en 2004 para la población española (fuente: Sociedad Española de Nutrición Comunitaria)

Si en cada comida se consumen cantidades adecuadas de cada uno de los grupos alimenticios, la dieta, no solamente será normal, sino además balanceada.

La importancia de una dieta balanceada es que la nutrición del organismo humano, es más eficiente cuando existe la interacción de nutrientes complementarios en la misma comida.

EVALUACIÓN DEL PODER CARIOGÉNICO DE LA DIETA
Los factores que establecen la capacidad de los alimentos para producir caries son:
1. Contenido de azúcar.
2. Consistencia física de la dieta.
3. Momento de la ingestión.
4. Frecuencia.
5. Factores protectores.

  ESCALA DE PELIGRO DE LOS ALIMENTOS productores de caries

1. Alimentos azucarados adhesivos consumidos entre comidas.
2. Alimentos azucarados adhesivos consumidos durante las comidas.
3. Alimentos azucarados no adhesivos (líquidos) consumidos entre comidas.
4. Alimentos azucarados no adhesivos (líquidos) consumidos durante las comidas.
Cuanto más pegajoso, más frecuente y más fuera de las comidas principales, mayor poder cariogénico tiene el azúcar.
Una dieta rica en alimentos blandos, que requiere poca masticación se considera además perjudicial para el periodonto (aparato de sujeción del diente).

RECOMENDACIONES ALIMENTARIAS PARA PREVENIR LA CARIES DENTAL.

Reducir el consumo de sacarosa por debajo de 50 gramos al día. La ingesta total de carbohidratos no debería ser más del 50% y no menos del 30% de la ingesta total de calorías. Las investigaciones realizadas han demostrado que cuando la ingesta de azúcares libres es inferior a 15 Kg./persona/año el nivel de caries dental es bajo.
La dieta debe ser equilibrada, a las horas habituales, desayuno, comida y cena, a fin de evitar la necesidad de comidas intermedias. Como en muchos casos esto no puede ser, es mejor que éstas comidas intermedias sean de bajo contenido en sacarosa (azucares refinados).

Recomendaciones

  1. Reducir la frecuencia del consumo de azúcar y productos azucarados.
  2.  Limitar el número de ingestas a cuatro o cinco comidas diarias. Evitar comer o picar entre horas.
  3. Disminuir el consumo de alimentos pegajosos o viscosos que se adhieran más a la estructura dental, tales como caramelos, chocolates, pasteles, etc.
  4. Preconizar la sustitución de la sacarosa por edulcorantes no cariogénicos ya que la sacarosa se considera la más peligrosa de los azúcares. Esto sería una razón para estudiar su sustitución por otros edulcorantes no cariogénicos. Se ha demostrado que al reemplazar la sacarosa en alimentos dulces (aunque sea parcialmente) por sustitutos no fermentables por los microorganismos acidógenos, el riesgo de padecer caries dental disminuye.
  5. Aumentar la ingesta de alimentos “protectores” como vegetales, queso, pescado y legumbres, los cuales son ricos en minerales, vitaminas y proteínas.

Sería poco realista recomendar la eliminación de los dulces a todos los niños. Un compromiso útil consiste en seleccionar un momento específico, (una vez por semana), en el que el niño pueda consumir todos los dulces que desee de una sola vez, y que luego se cepille.
No se puede modificar los hábitos nutricionales de un día para otro, sino poco a poco para conseguir una dieta menos cariogénica, eligiendo el momento de la toma del alimento rico en azúcar, que será mejor después de las comidas y no entre horas, el momento más peligroso es antes de acostarse porque durante el sueño disminuye la secreción de saliva que trata de neutralizar el efecto del azúcar. Por ésta razón, después de cenar hay que lavarse muy bien los dientes y no tomar ya nada hasta el día siguiente.

preguntas y respuestas

¿Deben cuidarse los dientes de leche?

Estos dientes son fundamentales para la salud oral del niño, por lo tanto deben recibir la misma atención que los dientes definitivos. Si los dientes de leche tienen caries deben ser obturados, ya que sino producirán dolor y serán un foco de infección que afectará la salud general del niño requiriendo antibióticos y provocando absentismo escolar. Además cuando los dientes de leche se extraen por caries, es vez de esperar a que de forma natural sean reemplazados por los dientes definitivos, se perderá espacio y no podrán colocarse adecuadamente los dientes permanentes por lo que puede ser necesario un tratamiento de ortodoncia.

¿Deben las embarazadas tener algún cuidado especial en relación a la salud dental?

Durante el embarazo es frecuente que las encías se inflamen y sangren. Por esto es fundamental una higiene bucal perfecta. Muchas veces al ver que las encías sangran, se tiende a cepillar menos, precisamente cuando más de necesita, porque el cepillado dental fortalecerá las encías, desapareciendo la inflamación y por lo tanto éstas, dejarán de sangrar.

¿Cuándo deben empezar a cepillarse los dientes a los niños?

A los lactantes conviene pasarles una gasa húmeda después de cada toma, para eliminar los restos de leche que quedan en las encías.

A partir del año se pueden cepillar los primeros dientes, con un cepillo pequeño y suave sin añadir pasta dental. Es más fácil hacerlo con el niño tumbado, como para vestirle.

A partir de los 2 años se puede sentar al niño en el regazo con la cara del niño mirando a un espejo enfrente nuestro, de tal manera que el niño ve como se cepillan sus dientes.

La higiene dental forma parte de la higiene corporal general del niño por lo tanto son los padres o cuidadores los encargados de ella, lo mismo que se le cortan las uñas o se le lava la cabeza o las manos hasta que el niño desarrolla la capacidad adecuada para hacerlo por sí solo, igual en la higiene dental, no vale darle un cepillo y decirle como tiene que hacerlo, hasta los 10 años, al menos una vez al día, hay que supervisar el cepillado dental e incluso ayudarle en las zonas posteriores donde él no puede hacerlo bien.

¿Qué cantidad de pasta dental debe ponerse en el cepillo a los niños?

Hasta los 2-3 años no se debe poner ninguna cantidad de pasta dental, los niños menores de esta edad tragan prácticamente toda la que se les ponga.

A los niños mayorcitos se les pondrá una cantidad equivalente a una lenteja o un guisante. No siendo necesario nunca poner más de esta cantidad. La pasta recomendada hasta los 12 años no será de alta concentración en flúor.

¿Cuando debe visitarse por primer vez al dentista?

Sería conveniente realizar una primera consulta a los 2 años de edad, así verificaríamos si los dientes de leche han salido correctamente o si hay alguna anomalía. También es el momento ideal para que los padres reciban la información y consejos adecuados para mantener sanos a sus hijos.

¿Por qué los dulces son peligrosos para los dientes?

En nuestra boca hay, de forma natural bacterias, que transforman todo el azúcar que comemos en ácido. Este ácido desmineraliza el esmalte de nuestros dientes, iniciándose así el proceso de la caries dental.

¿Da igual la cantidad o la frecuencia con que se toman los dulces?

No, y es muy importante aprender que para una mismo cantidad de azúcar el efecto es mucho peor si se toma repartido en un mayor número de veces que si se toma esa misma cantidad en una sola vez. Es decir, la mayor frecuencia en la toma de dulces tiene un efecto muy negativo para la salud de nuestros dientes.

¿Da igual el momento en que se toma el azúcar?

No, hay grandes diferencias, se reconocen como momentos más peligrosos cuando se toman entre horas y especialmente antes de acostarse. Se considera menos dañino cuando se toma después de las comidas ya que hay más saliva en la boca y se puede neutralizar mejor el ácido producido a partir del azúcar.

¿son todos los azucares igual de peligrosos?

No, han aparecido en el mercado dulces más seguros que contienen azucares que no son transformados en ácidos y por lo tanto no provocan caríes.

¿Es el flúor importante para la salud dental de los niños?

El flúor es fundamental para la salud dental, fortalece el esmalte dental haciéndole más resistente frente a la caries. Su dentista le dirá la dosis más conveniente de acuerdo a su edad y la forma más adecuada para recibirlo.

¿Qué hábitos infantiles debemos vigilar en relación a la salud oral?

El chupete debe retirarse a los 2 años de edad, si no se producirá un desarrollo anómalo de los maxilares que exigirá de un tratamiento de ortodoncia para su corrección.

Nunca se dejará un biberón de leche al niño, para que juegue o se lo tome poco a poco en la cuna según le apetezca. Esto provocara la aparición de “caries de biberón” caries muy agresivas que dañarán gravemente sus dientes.

Solo se permitirá que el niño tenga biberones con agua entre las tomas recomendadas por su pediatra.

Documentación y publicaciones

dentadura                raton_perez

¿Preguntas y respuestas frecuentes?

Estos dientes son fundamentales para la salud oral del niño, por lo tanto deben recibir la misma atención que los dientes definitivos. Si los dientes de leche tienen caries deben ser obturados, ya que sino producirán dolor y serán un foco de infección que afectará la salud general del niño requiriendo antibióticos y provocando absentismo escolar. Además cuando los dientes de leche se extraen por caries, es vez de esperar a que de forma natural sean reemplazados por los dientes definitivos, se perderá espacio y no podrán colocarse adecuadamente los dientes permanentes por lo que puede ser necesario un tratamiento de ortodoncia.
Durante el embarazo es frecuente que las encías se inflamen y sangren. Por esto es fundamental una higiene bucal perfecta. Muchas veces al ver que las encías sangran, se tiende a cepillar menos, precisamente cuando más de necesita, porque el cepillado dental fortalecerá las encías, desapareciendo la inflamación y por lo tanto éstas, dejarán de sangrar.
A los lactantes conviene pasarles una gasa húmeda después de cada toma, para eliminar los restos de leche que quedan en las encías.

A partir del año se pueden cepillar los primeros dientes, con un cepillo pequeño y suave sin añadir pasta dental. Es más fácil hacerlo con el niño tumbado, como para vestirle.

A partir de los 2 años se puede sentar al niño en el regazo con la cara del niño mirando a un espejo enfrente nuestro, de tal manera que el niño ve como se cepillan sus dientes.

La higiene dental forma parte de la higiene corporal general del niño por lo tanto son los padres o cuidadores los encargados de ella, lo mismo que se le cortan las uñas o se le lava la cabeza o las manos hasta que el niño desarrolla la capacidad adecuada para hacerlo por sí solo, igual en la higiene dental, no vale darle un cepillo y decirle como tiene que hacerlo, hasta los 10 años, al menos una vez al día, hay que supervisar el cepillado dental e incluso ayudarle en las zonas posteriores donde él no puede hacerlo bien.

Hasta los 2-3 años no se debe poner ninguna cantidad de pasta dental, los niños menores de esta edad tragan prácticamente toda la que se les ponga.

A los niños mayorcitos se les pondrá una cantidad equivalente a una lenteja o un guisante. No siendo necesario nunca poner más de esta cantidad. La pasta recomendada hasta los 12 años no será de alta concentración en flúor.

Sería conveniente realizar una primera consulta a los 2 años de edad, así verificaríamos si los dientes de leche han salido correctamente o si hay alguna anomalía. También es el momento ideal para que los padres reciban la información y consejos adecuados para mantener sanos a sus hijos.
En nuestra boca hay, de forma natural bacterias, que transforman todo el azúcar que comemos en ácido. Este ácido desmineraliza el esmalte de nuestros dientes, iniciándose así el proceso de la caries dental.
No, y es muy importante aprender que para una mismo cantidad de azúcar el efecto es mucho peor si se toma repartido en un mayor número de veces que si se toma esa misma cantidad en una sola vez. Es decir, la mayor frecuencia en la toma de dulces tiene un efecto muy negativo para la salud de nuestros dientes.
No, hay grandes diferencias, se reconocen como momentos más peligrosos cuando se toman entre horas y especialmente antes de acostarse. Se considera menos dañino cuando se toma después de las comidas ya que hay más saliva en la boca y se puede neutralizar mejor el ácido producido a partir del azúcar.
No, han aparecido en el mercado dulces más seguros que contienen azucares que no son transformados en ácidos y por lo tanto no provocan caríes.
El flúor es fundamental para la salud dental, fortalece el esmalte dental haciéndole más resistente frente a la caries. Su dentista le dirá la dosis más conveniente de acuerdo a su edad y la forma más adecuada para recibirlo.
El chupete debe retirarse a los 2 años de edad, si no se producirá un desarrollo anómalo de los maxilares que exigirá de un tratamiento de ortodoncia para su corrección.

Nunca se dejará un biberón de leche al niño, para que juegue o se lo tome poco a poco en la cuna según le apetezca. Esto provocara la aparición de “caries de biberón” caries muy agresivas que dañarán gravemente sus dientes.

Solo se permitirá que el niño tenga biberones con agua entre las tomas recomendadas por su pediatra.